Actualidad

Anjelica Huston toma el mando

La actriz es la protagonista de «Smash», que emite AXN White

Una productora que no se detiene ante nada, un director de musicales que tiene relaciones con las actrices de su espectáculo porque considera que necesitan su atención, una diva de cine, una ambiciosa actriz que quiere ser estrella, una letrista y escritora de musicales que pone en peligro a su familia tras una aventura con un actor... Ésta es la fauna humana de «Smash», una producción ideada por Steven Spielberg, que en Estados Unidos emite la NBC y que se acaba de estrenar en España en AXN. La protagonista es la oscarizada Anjelica Huston.
La actriz interpreta a una dura productora que lucha por conseguir financiación para sacar adelante la producción. «Me gusta mi personaje. Creo que es ambicioso. Ahora tiene que trabajar sola sin apoyo, ya que se acaba de separar de su esposo. Tiene que ser muy fuerte. Pedí que Eileen consiguiese el dinero y tuviese un novio guapo y conseguí las dos cosas», explica entre risas en conversación telefónica desde Los Ángeles sobre su personaje.
Concede que «sí es un poco mala. Pero, creo que todos lo somos un poco. Cualquier persona que sea franca con su propio carácter sabe que es capaz de ser mala. Y prefiero ser algo así a ser tonta», reconoce.
En «Smash» también aparece Uma Thurman, que interpreta a la famosa actriz Rebecca Duvall en la ficción. Es una estrella que no sabe cantar, aunque se espera que su fama pueda atraer a los espectadores a un espectáculo que se ensaya en Nueva York y tiene tres semanas de previos en Boston antes del estreno oficial.
Afincada en Los Ángeles, Anjelica Huston explica las razones por las que se embarcó en este proyecto: «Mi vida ha cambiado mucho en los últimos años. Perdí a mi marido. Murió hace dos años y medio. Y, entonces, no sabía muy bien qué hacer. Tampoco cuál sería mi siguiente trabajo. Estaba sin decidirme y perdida. Y apareció ‘‘Smash'' de la nada. Al principio, estaba un poco preocupada porque me ha sacado de mi hogar, en Los Ángeles, y me puso en Nueva York, donde la vida es diferente», explica la actriz sobre una ciudad en la que vivió hace treinta años y donde solía salir con Andy Warhol y la gente de «La fábrica» del famoso artista.
Un proyecto apasionante
«Me importó poco el cambio de lugar porque el proyecto es apasionante. El reparto y los guiones son muy prometedores. Me encanta el asunto que trata y la idea de enseñar qué es el teatro. También me gusta trabajar con este gran reparto en un escenario ‘‘glamouroso''. Me gusta el personaje de Eileen, cómo tiene que luchar en su trabajo, en el que los hombres la suelen llamar «bruja». Pero hay veces que las mujeres reproducen los comportamientos de los hombres y a ellos no se los critica por ser duros en su trabajo», reconoce la actriz, que incluso canta en uno de los capítulos. «Es el tema ‘‘September Song''. Es una canción muy ligada a mi familia, ya que la cantó mi abuelo Walter Huston en un espectáculo llamado «Knickerbocker Holiday» en Broadway, dirigido por Max Anderson Duval y Kurt Weill. Se hizo muy famoso por ella. Mi padre la tocaba cuando era pequeña», recuerda la actriz.
Al frente del musical de «Smash», que narra la vida de Marilyn Monroe, está Jack Davenport, que da vida al mujeriego director Dereck Wills, un hombre obsesionado con el éxito. La letrista es encarnada por la actriz Debra Messing, que ha compuesto el espectáculo con su mejor amigo.
Lo que «Smash» ofrece en catorce capítulos es un espectáculo sobre lo duro que es montar una obra de teatro o un musical. El espectador verá las tensiones y la colisión de egos previa a que se enciendan las luces de Broadway.

Publicidad


Actriz de raza
Hija del director John Huston, Anjelica debutó en el cine con «Hamlet», papel que también interpretó en Broadway. Se puso a las órdenes de su padre en tres ocasiones: «Paseo por el amor y la muerte», «El honor de los Prizzi» –por la que ganó un Oscar a la Mejor Actriz Secundaria– y «Dublineses». También ha intervenido en películas más comerciales como «La familia Addams». Entre sus interpretaciones más reconocidas están las que realizó para Woody Allen en «Delitos y faltas» y «Misterioso asesinato en Manhattan». «Smash» es una de sus primeras apariciones en televisión.