FC Barcelona

Gasolina para el Barça

La reaparición de Xavi marca la visita del Sevilla al Camp Nou, «todo un partidazo» para Guardiola

DESCARGUE EL GRÁFICO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»
DESCARGUE EL GRÁFICO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»

BARCELONA- En los últimos años, los enfrentamientos entre Barcelona y Sevilla se han convertido en un clásico. Se han batido en duelos épicos en la Copa del Rey, en la Supercopa de Europa, en la de España y, por supuesto, en la Liga. El que se disputará esta noche en el Camp Nou vuelve a tener muchos alicientes.
La más que probable presencia de Xavi Hernández en el once titular del Barça destaca por encima de todos. El motor azulgrana volverá a jugar desde que se viera forzado a parar al empeorar de sus problemas en los tendones de Aquiles ante el Valencia. Su regreso supone una inyección de gasolina muy importante para el equipo barcelonista y, en especial, para Pep Guardiola, que dispone ahora de muchas más alternativas para plantear el choque contra el equipo de Manzano.
Precisamente, el triunfo del Barcelona ante el Valencia no sirvió para que los azulgrana despejaran las dudas que ha generado su juego en los partidos disputados en el Camp Nou esta temporada. Al equipo de Guardiola le ha faltado regularidad en su juego durante los partidos y ha combinado grandes momentos de juego con otros deficitarios en muchos aspectos. Con toda la plantilla disponible, el técnico tiene una gran oportunidad para alcanzar la ansiada regularidad.
La excelente salud de la plantilla «culé» la envidia seguramente Gregorio Manzano, que no podrá disponer esta noche de piezas tan importantes como las de Palop y Jesús Navas, lesionados. La baja del meta será suplida por Javi Varas, que ya actuó en este mismo partido en 2009 y tuvo que recoger hasta cuatro veces el balón de su portería.
David Villa espera aprovechar la ausencia del portero valenciano para romper su mala racha ante puerta. Aunque se ha encontrado con el palo en varias ocasiones, el «Guaje» no marca como azulgrana desde hace un mes y un día. Su último gol fue de penalti ante el Rubin Kazán. El vestuario le ha mostrado su apoyo públicamente en reiteradas ocasiones y Guardiola repite una y otra vez que no le preocupa. «Ya marcará», dice. «Ojalá siga gafado», responde Manzano. La realidad es que el delantero asturiano no está pasando un buen momento. Sus gestos sobre el terreno de juego le delatan y, últimamente, huye de la prensa para evitar el tema. La mejor medicina es la más antigua. Marcar un gol.
Guardiola prevé un «partidazo» pero no piensa en el liderato. «Para el clásico queda alrededor de un mes y muchos partidos. En estos momentos, el Madrid me preocupa cero», subrayó. El técnico confesó que sólo piensa en el Sevilla, aunque no sabe «cómo jugará».