El AVE peregrina a La Meca

Un escueto comunicado de apenas diez líneas emitido a primera hora de la mañana por la Saudi Railways Organization (SRO), la empresa pública de ferrocarriles saudí, dio ayer la mayor alegría del año a un buen puñado de empresas españolas.

el talgo 350, conocido  como «Pato», es el modelo que circulará por el desierto saudi
el talgo 350, conocido como «Pato», es el modelo que circulará por el desierto saudi

MADRID- Finalmente, el país árabe se ha inclinado por el consorcio capitaneado, entre otros, por Renfe, Adif y Talgo para la construcción de la línea férrea de alta velocidad de 450 kilómetros de longitud entre las ciudades santas de La Meca y Medina, conocida como «AVE del desierto» o «AVE de los peregrinos», y que está previsto que entre en servicio, inicialmente, en 2014. El contrato, el mayor de ámbito internacional conseguido por empresas españolas, tiene un importe de 6.736 millones de euros y el sector lo esperaba como agua de mayo en un momento en que la obra pública en España está paralizada por la crisis.

El proyecto adjudicado del Haramain High Speed Railway, como se denomina oficialmente, incluye el diseño y la construcción de la superestructura y sistemas ferroviarios, la operación y mantenimiento de la línea por 12 años, el suministro de 35 trenes de alta velocidad diseñados para alcanzar más de 300 kilómetros por hora –con una opción para comprar 23 más– y su mantenimiento. El tren elegido es el Talgo 350, más conocido como «El Pato», que se fabricará en distintas plantas de España y que supone, para el constructor español, un contrato de 1.600 millones de euros, que podrá llegar a los 2.400 millones cuando se ejecuten las opciones. Cada uno de los convoys tendrá capacidad para 450 pasajeros y, según las estimaciones, atenderá una demanda diaria de 166.000 viajeros, lo que equivale a una demanda potencial de más de 60 millones de pasajeros anuales. En hora punta, la demanda fluctuará entre los 11.000 y los 13.000 pasajeros. Los trenes permitirán completar el recorrido en unas dos horas y media.

El consorcio español, aglutinado bajo el nombre AlShoula Group e integrado por Adif, Renfe, Ineco, Indra, OHL, Consultrans, Copasa, Imathia, Cobra, Dimetronic, Inabensa y Talgo, además de las saudís Al Shoula y Al Rosan, ha tenido que luchar a brazo partido con el otro finalista del concurso, el francés, para lograr el contrato en un largo y complejo proceso que se ha extendido a lo largo de dos años. El país galo envió a principios de este ejercicio a su secretario de Estado de Comercio, Pierre Lellouche, para presionar al Gobierno saudí. Sin embargo, ante la igualdad técnica de ambas ofertas, la balanza se decantó del lado español por su mejor propuesta económica, explicaron fuentes del consorcio nacional.

La oferta española ya se perfilaba como ganadora desde el pasado mes de julio. Entonces, uno de los socios locales recibió un «anticipo de adjudicación» de la SRO en el que se citaba al consorcio a discutir unos detalles técnicos ya solventados, como aclaró ayer el gestor saudí.

 

Los datos
450 Km
es la longitud del trayecto del «AVE del desierto»
320 Km/h
es la velocidad media para la que está diseñado el trazado
450 pasajeros
es la capacidad de cada tren Talgo que recorrerá la línea férrea
60 millones
es la demanda potencial de viajeros que tendrá el proyecto