Sevilla

IKEA mantiene su «hoja de ruta» y el Consistorio niega que haya «trabas»

El Gobierno local garantiza los accesos desde la circunvalación SE-35

Las relaciones con IKEA son «fluidas», según el Ayuntamiento
Las relaciones con IKEA son «fluidas», según el Ayuntamiento larazon

SEVILLA- La multinacional sueca IKEA insiste en el mantenimiento del proyecto de segunda tienda en la provincia de Sevilla tal y como lo firmó con los propietarios del terreno en San Nicolás Oeste en enero de 2010 y ha pedido saber si finalmente será viable o no.
Fuentes de Ikea señalaron a Europa Press que en este acuerdo se especifica un proyecto de más de 200 millones de inversión, con 149.000 metros cuadrados de edificabilidad en una parcela de 250.000. Así, tras señalar que la empresa «no ha cambiado la hoja de ruta» comentó que ha pasado «un año y medio y todavía no está claro si podemos desarrollar el proyecto». Si bien, apunta que «el compromiso de Ikea con la ciudad es claro con un segundo centro en Sevilla».
El anterior alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), firmó el 5 de noviembre de 2010 con el Grupo IKEA un convenio urbanístico mediante el que el Ayuntamiento se comprometía a «impulsar y tramitar a la mayor celeridad posible» una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), al objeto de fijar una «edificabilidad mínima» de 149.000 metros cuadrados para el «uso pormenorizado del sector de grandes superficies comerciales».
Por su parte, el concejal de Urbanismo, Maximiliano Vílchez, afirmó que el entendimiento entre Ikea y el Consistorio es «total» con unas relaciones «muy fluidas» en cuanto a las negociaciones, en las que actualmente «no existe obstáculo o impedimento alguno en los accesos».
Así, dejó claro que «no hay trabas que paralicen el proyecto» y que se continúa trabajando en la misma línea que meses anteriores «de manera minuciosa» para resolver «todos y cada uno de los puntos» incluidos en el expediente de resolución de la licencia. Vílchez señaló que se sigue negociando y analizando distintos temas con la multinacional sueca, entre los que mencionó la edificabilidad y ubicación de la tienda y los almacenes, los aparcamientos, el desarrollo de otras posibles tiendas en la zona y los accesos a las instalaciones.
Igualmente, lamentó el hecho de que «si el Gobierno anterior hubiera destinado fondos a la SE-35, en vez de a los carriles bici o a la construcción del Metropol Parasol, ya podría estar hecha en parte».


El pacto imposible con Cajasol
El consejo de Gobierno de la Gerencia de Urbanismo aprobó ayer proponer a la junta local de gobierno un acuerdo en torno a la «imposibilidad legal» en la que incurriría la permuta promovida por el anterior alcalde, Sánchez Monteseirín, para que el Consistorio disfrutase de parte de la edificabilidad de la torre de 178 metros de altura que promueve en el sector sur de la isla de la Cartuja la sociedad Puerto Triana, participada mayoritariamente por Cajasol-Banca Cívica.