Los Goya dan la espalda a la moda española

Todo está preparado para que mañana por la noche desfile por la alfombra –roja otra vez– lo más granado de nuestro cine en la ceremonia de entrega de los Premios Goya 2011, que este año se celebra en el Teatro Real.

Sabemos que van...

Por encima de los focos, los discursos, los sobres con los galardones y el despliegue multimedia, el público espera con ansia el momento de ver a sus actores y actrices favoritas hacer su entrada con vestidos que dejarán huella. Pero casa con tres puertas, difícil de guardar...

La Academia de las Artes Cinematográficas de España, que en la edición pasada contó con la colaboración de la Asociación de Comerciantes de Moda de España (ACME) para proporcionar el vestuario de la gala para los nominados y presentadores, ha decidido este año contar, por segunda vez, con Vicente Ruiz, pero prescindir de la asociación. Según el estilista, «no existe ninguna disconformidad. Creo que en ACME lo han entendido como yo: la asociación está compuesta por diseñadores que, muchas veces, no poseen modelos de alfombra roja. Ya el año pasado noté que teníamos líneas de piezas que quedaban espléndidas, pero un poco bajas para la espectativa de la ceremonia». Parece que los propios creadores son quienes toman la decisión, ya que «me llaman y me dicen que ya tienen 2 o 3 actrices que van a ir a su taller y que no necesitan enviarme 20 vestidos a la academia», asegura Ruiz. La idea de hacerlo de esta forma surge al contactar «con la directora de ACME, quien me confirmó que íbamos a cambiar el modo de trabajo. Quería que yo hablara personalmente con cada uno de los modistos», explica.

Cualquiera puede dudar del criterio que ha llevado a Vicente Ruiz al escoger a un puñado de diseñadores para su «showroom», que se encuentra en el cuarto piso de la sede de la academia: «He realizado una selección con respecto a otros años, porque me la ha marcado el hecho de que la ceremonia se celebre en el Teatro Real. Existen diseñadores españoles muy buenos, pero no son tan "de alfombra"», matiza.

Desde el punto de vista de algún creador, parece que los desencuentros son otros. Para Modesto Lomba, presidente de ACME, «la moda y el cine deben sumar sinergias para reforzar su propio sistema, como lo hacen los americanos, los italianos y los franceses». El problema radica en que «no hemos encontrado apoyo, ni creemos que nos hayan entendido desde la presidencia de Álex de la Iglesia. Es una gestión escasa y pobre, porque no ofrecen todo el beneficio que nosotros aportaríamos». Lomba expone los verdaderos motivos para no colaborar como asociación: «En esta edición decidimos no hacerlo porque entendimos que lo que nos pedían era demasiado pobre, ofrecimos algo más que unos vestidos o el número de teléfono de un diseñador; es absurdo actuar de intermediarios». En el fondo, no está «molesto en absoluto. En la asociación estamos apenados, porque no entienden (en la academia) algo tan fácil que se lleva a cabo en tantos países» .

Noche de «glamour»

A pesar de todo, la cita es ineludible y aún quedan muchas incógnitas sobre cómo vestirán algunas de sus estrellas. Pero en España, al contrario de lo que suele ocurrir en Hollywood, algunas firmas ya han hecho pública la lista de los invitados que vestirán. Y hasta ahora, parece que la firma triunfadora de la noche será, sin lugar a dudas, Gucci. Es la elección de dos de las nominadas a Mejor Actriz Protagonista, Belén Rueda («Los ojos de Julia») y Emma Suárez («La mosquitera»), y también de Javier Bardem (por «Beautiful», y el tanto definitivo, dado el morbo que despierta su presencia tras su reciente paternidad) y Luis Tosar («También la lluvia»), candidatos, ambos, al premio a mejor Actor Protagonista. Ramón Salazar, nominado a Mejor Guión Adaptado por «Tres metros sobre el cielo», y Asier Echeandía también vestirán de la firma italiana. Sabemos que Elena Anaya, que opta al Goya a Mejor Actriz por «Habitación en Roma», ha estado a punto de decantarse por esta casa, aunque, finalmente, no lo ha confirmado. Quizá recurra a Prada, firma con la que mantiene muy buena relación. Se sabe también que la diseñadora mallorquina Cortana vestirá a otras dos nominadas: Nora Novas, a Mejor Actriz por «Pan negro», que lucirá un vestido de bámbula en color rojo anaranjado, y Laia Marull, candidata a Mejor Actriz de Reparto por la misma película, que irá de azul noche. También la editora Elena Ochoa, de casada «Lady Foster», lucirá un vestido azul oscuro casi negro, exclusivo en su caso, y que formará parte de la próxima colección otoño-invierno 2011-12 de la creadora mallorquina. Entre las candidatas a Mejor Actriz Revelación, Carolina Bang («Balada triste de trompeta») ha escogido a Hanníbal Laguna y joyas de Bvlgari; un look 100 por cien Paz Vega. Por su parte, Natasha Yarovenko, que opta al mismo premio por «Habitación en Roma» irá , si no hay cambios de última hora, con un modelo de Roberto Cavalli. Entre las actrices, además de la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, que han preferido mantener el secreto hasta el final, se encuentran Maribel Verdú quien, junto a Pilar López de Ayala (nominada a Mejor Actriz de Reparto por Lope), son incondicionales de Chanel. Verdú, además, tiene especial relación con la firma joyera Tous. Destaquemos también la marca española Dolores Promesas que, por alguna extraña razón –los contactos de sus «inventoras», propietarias del «showroom» de moda The Gallery Room, que mantienen amistad con numerosas actrices y famosas, como Verónica Sánchez, Dafne Fernández o la presentadora Sara Carbonero–, consiguen siempre «colar» algunos de sus vestidos en los Goya. ¿Otros «looks esperados? A falta de Penélope Cruz, serán los de Goya Toledo y Silvia Abascal, con estilos muy diferentes, pero casi siempre a la altura de las circunstancias. Quizá repitan el estilo sofisticado y ultra glam del libanés Elie Saab. Los ganadores, el domingo por la noche.


Pasando lista

Irán seguro
- Entre las confirmaciones para asistir a la gala de entrega de los Goya se puede asegurar quien no va a perderse la fiesta del cine español: por su puesto, la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde; el titular de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián; Leire Pajín, ministra de Sanidad, Igualdad y Política Social; el de Trabajo, Valeriano Gómez y Elena Salgado, ministra de Economía y Hacienda.

No aparecerán o NS/NC
- Son muchos los miembros del Gobierno que estarán ocupados o verán la gala en casa: No está previsto que acuda el líder del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ni Francisco Caamaño, ministro de Justicia. Tampoco Cristina Garmendia, ministra de Ciencia e Innovación, ni Ángel Gabilondo, ministro de Educación, ni Rosa Aguilar, titular de Medio Ambiente. Alfredo Pérez Rubalcaba, vicepresidente y ministro de Interior, ns/nc. A Carme Chacón, ministra de Defensa, al ministro de la Presidencia Ramón Jaúregui, a Manuel Chaves, ministro de Política Territorial, a Trinidad Jiménez, ministra de Exteriores y a José Blanco, titular de Fomento, tampoco se les podrá ver.

Casa Real
- En 1987, los Reyes apadrinaron la primera edición y en 2000 el auditorio le cantaba a Don Felipe el cumpleaños feliz. Pero en esta edición no está previsto que acuda ningún miembro de la Familia Real.