Los intereses españoles en peligro

El precio del crudo aviva los temores de rebrote de la crisis económica mundial

DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»
DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»

Madrid- La extensión de la violenta crisis de Libia al resto de países del mundo árabe promete recrudecer aún más la crisis económica, y la reacción de los mercados a los disturbios contra el régimen de Gadafi ya arroja algunas cifras preocupantes. El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, aseguró ayer que España tiene «alternativas» en caso de que se produzca un corte en el suministro de petróleo y gas. Sebastián señaló que el riesgo no está ahí, sino en el precio del crudo.

Las empresas españolas con presencia en Libia ya han trasladado a la práctica totalidad de sus plantillas a España, y Repsol YPF, la compañía con mayor presencia, anunció ayer el cese de su actividad de exploración y producción de crudo en el país hasta que el conflicto se solucione. La representación en la economía libia se estructura en los sectores energético y constructor y aportó una inversión de 38 millones de euros entre 2006 y 2009.


El mercado, expectante
El precio del barril de Brent, crudo de referencia en Europa, superó ayer los 108 dólares en el mercado de futuros de Londres ante los temores de los inversores por los posibles cortes del suministro. El petróleo no alcanzaba un precio tan elevado desde el mes de septiembre de 2008, y la Agencia Internacional de la Energía (AIE) advirtió ayer de que los niveles actuales podrían provocar el rebrote de la crisis económica iniciada entonces, de la que el mundo aún no se ha recuperado.

Los analistas son claros cuando vinculan el precio del barril de crudo a la extensión del conflicto árabe. Nuria Álvarez, de Renta4, señala que «mientras no se solucione esta crisis, lo lógico es que el petróleo siga repuntando. Si estalla una guerra, ésta puede durar años y la presión alcista de los precios será muy fuerte». Banif Banca Privada calcula, por su parte, que el crudo podría encarecerse entre 5 y 10 dólares como consecuencia de la oleada de violencia en Libia.

No obstante, Banif deja abierta la puerta al optimismo al señalar que el encarecimiento del petróleo «parece digerible para la economía global».



REACCIIONES
Europa, «muy preocupada»

El portavoz comunitario, Olivier Bailly, indicó que «no están aún» en el punto de poder criticar la actitud de Gadafi, ya que «necesitamos ver claramente» lo que sucede en Libia «antes de tomar una posición». Eso sí, el presidente de la Comisión, Durao Barroso, está «obviamente preocupado».
Washington pide el fin de la violencia
El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo que «en Libia, como en Egipto, Bahréin y otros países, lanzamos un llamamiento muy firme para el fin del uso de la violencia contra quienes protestan de manera pacífica». Carney instó a respetar los derechos universales y la libertad de reunión.
La Liga Árabe expulsa a Libia
El representante libio ante la Liga Arabe, Abdel Moneim al Huni, presentó su dimisión y reclamó el procesamiento de Gadafi. Además, la Liga Árabe ha suspendido la participación de Libia en sus reuniones con efecto inmediato, en respuesta a la represión.