Nin asegura que el problema de España radica en su «credibilidad»

Para Nin, España necesita explicar de forma coherente cuál es la realidad económica del país.

El director general de La Caixa, Juan María Nin, acompañado por el presidente de Banc Sabadell, Josep Oliú, ayer en Sitges
El director general de La Caixa, Juan María Nin, acompañado por el presidente de Banc Sabadell, Josep Oliú, ayer en Sitges

SITGES- La última jornada de la XXVI Reunión del Círculo de Economía en Sitges (Barcelona) giró alrededor del sistema financiero. Para ello, y con la reciente rebaja de la deuda española por parte de Fitch como trasfondo, el encargado de insuflar un poco de optimismo fue el director general de La Caixa, Juan María Nin. Sin embargo, el problema de España radica en la dificultad que tiene para transmitir una imagen coherente de su realidad económica. Nin desgranó una serie de datos para justificar que los mercados castigan a España con más dureza que a otros países. Así, por ejemplo, el endeudamiento de la economía española es del 289% del PIB mientras el del Reino Unido es de un 405%; o que la deuda del sector privado español está a niveles del 140%, por debajo de Holanda y Gran Bretaña.Por ello, a juicio de Nin, España tiene un problema de credibilidad: «No somos capaces de explicar de una forma coherente, y por supuesto interesada, cuál es la realidad de la economía española». Nin defendió «una explicación de los números de España, o nos los construirán desde fuera». «Si la confianza está, la liquidez se recupera; si se recupera la credibilidad, hay crédito».La sesión de clausura, a su vez, corrió a cargo del vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, que, en la misma línea, aseguró que el Gobierno debería hacer un esfuerzo para mejorar su solvencia: «La credibilidad consiste en que si se ha anunciado que se toma una medida, se tome esa medida, porque si no se genera desconfianza». «Hay medidas concretas que refuerzan la credibilidad, el decreto ley del jueves o la subida del IVA, pero todavía quedan dudas por delante, como el sistema de pensiones».