A 30 km/h en vías de ciudad con un solo carril

La DGT venía madurando la idea desde hacía tiempo y ayer decidió anunciar que reformará el Reglamento General de Circulación para limitar a 30 km/h, en lugar de 50 km/h, como ocurría hasta ahora, el límite de velocidad en las ciudades en las vías de un solo carril, o de dos pero con sentidos de circulación opuestos.

Tráfico limitará la velocidad a 30 en las calles de un carril por sentido
Tráfico limitará la velocidad a 30 en las calles de un carril por sentido

El anuncio se hizo ayer en el II Encuentro de Ciudades para la Seguridad Vial que organiza la DGT en Córdoba y en el que participan más de 500 personas pertenecientes a instituciones, entidades y asociaciones relacionadas con la seguridad vial. «Creemos que será una medida eficaz porque sabemos que en las ciudades donde ya se está aplicando esta medida los atropellos han bajado de forma considerable, como es el caso de Barcelona, donde se han reducido un 35%, y en Amsterdam, donde la cifra alcanza el 50%», manifestó Anna Ferrer, directora del Observatorio de Seguridad Vial de la DGT.

Menos contaminación

El director general de Tráfico, Pere Navarro, añadió otro argumento más para justificar la medida: «En caso de atropello, a 70 km/h no se salva nadie, a 50 km/h se salva el 50% y a 30 km/h se salva el 95%». Es por esto por lo que tachó de «disparatado», «absurdo» y «extraño» que en este tipo de vías urbanas el límite de velocidad sea de 50 km/h cuando estas vías soportan alrededor del 20% del tráfico de los vehículos. Y de paso, la medida se considera una buena contribución al medio ambiente, ya que serviría para reducir los niveles de contaminación.
Según aclaró Ferrer, la modificación normativa está en la fase de consultas con la Federación Española de Municipios y Provincias y los ayuntamientos, aunque la Dirección General de Tráfico espera que la norma entre en vigor este mismo año.

El afán del responsable de Tráfico de «pacificar» las calles está relacionado con el concepto de «zona 30» que existe ya en algunas ciudades españolas, como Valencia, en las que las vías anchas con conectividad tienen un límite de velocidad de 50 km/h, pero las más estrechas, que permiten el acceso a tiendas, colegios o zonas residenciales y en las que coincide un mayor número de peatones el límite es de 30 km/h.

Señalización
Navarro espera ahora que la nueva normativa sea bien recibida, aunque no ocultó que la primera vez que la propuso» se nos echaron encima».

Lo que está por ver ahora es qué tipo de señalización se utilizará para hacerla visible a los conductores. De momento, se ha descartado la señalización vertical y la DGT se ha mostrado más partidaria de poner marcas en el asfalto o estrechamientos en la vía de entrada a la calle para advertir a los automovilistas de que están entrando en zonas con velocidad limitada a 30 km/h.

Respecto a las motocicletas, el director general de Tráfico alertó también sobre el riesgo del uso de las de gran cilindrada en las ciudades, con mayor accidentalidad que las que no las tienen.

Uso de bicicletas

Además, abogó por el uso de la bicicleta, que también se va a regular en el nuevo reglamento que prepara el Gobierno, como ya han hecho otros países, aunque ayer no se especificó qué nueva normativa se iba a introducir en este campo.

Pere Navarro abogó por el uso de la bicicleta ya que, a diferencia de lo que en ocasiones se puede pensar, es un transporte seguro. Así apostó por «romper la imagen de algunos pocos jóvenes» que utilizan este vehículo y aseguró que el reto es «aumentar los deplazamientos en bicicleta sin afectar a la seguridad», para lo que la DGT baraja diferentes medidas, informa Ep.
Navarro indicó que «el ruido, la congestión y la contaminación son incompatibles con lo que piden los ciudadanos». En este sentido, concluyó que en la ciudad los ciudadanos «deben tener prioridad sobre los que están motorizados.


Dudas ante una medida «mal planteada»
- Las asociaciones de automovilistas y de víctimas discreparon ayer sobre la medida de la DGT.
- Tomás Santa Cecilia, director de seguridad vial del RACE, señaló que se trata de una decisión «mal planteada», pues lo adecuado es «adaptar los límites a los horarios del tráfico». Además, se trata de una medida que «perjudica nuevamente al conductor».
- Por contra, la Asociación para la Prevención de Accidentes de Tráfico (PAT) cree que es una decisión «excelente» y que «pacifica las ciudades», pese a ser una solución «antipopular».


DETALLES

47.500 accidentes de tráfico en ciudad
Fueron los siniestros en los que se produjeron víctimas a lo largo de 2009, y que provocaron tanto heridos (cerca de 5.000) como fallecidos (584).

269 peatones fallecidos
Los peatones conforman el grupo que sufre mayor siniestralidad en ciudad. Además, 1.500 resultaron heridos graves.

181 motoristas muertos
Los motoristas serían el segundo colectivo más afectado. Los accidentes dejaron también 2.300 heridos de gravedad.

200 ciclistas heridos en suelo urbano
Hasta 13 ciclistas perdieron su vida en ciudad, mientras que cerca de 200 sufrieron heridas graves.

101 conductores perdieron la vida
Tampoco hay que olvidarse de los conductores. Un centenar perdió la vida y alrededor de 1.000 resultaron heridos.