Motociclismo

Lorenzo disfruta de la lluvia

Impecable actuación del mallorquín en el asfalto mojado de Le Mans. Recupera el liderato del Mundial n Pedrosa sufre desde el principio

La lluvia siempre es incómoda cuando se trata de motociclismo, incluso para aquellos que sólo se suben en la moto para ir al trabajo. También en las carreras todo es más difícil con el asfalto mojado, aunque viendo ayer a Lorenzo pareciera que conducir sobre agua es lo más sencillo del mundo. «No resultó tan fácil como dice la clasificación», advertía el mallorquín, que abrió el bote de la «mantequilla» para dar una lección desde el primer al último metro. Sólo necesitó un suspiro para ponerse en cabeza, y con la suavidad que requiere el asfalto deslizante fue acumulando diferencias sin esfuerzo aparente. Desde los casi dos segundos de la tercera vuelta a los casi diez de la meta, la ventaja de Jorge fue abrumadora para el resto.

Casi no hubo discusión por una victoria que permite al español colocarse otra vez en lo más alto de la clasificación del Mundial y cortar la buena racha que Stoner había empezado en Jerez. El australiano no acusó el anuncio de su propia retirada, pero sí la falta de agarre de la rueda trasera de la Honda, especialmente en la parte final de la prueba, cuando pensaba en opositar al triunfo y acabó derrotado por el resurgir de Valentino Rossi.

La lluvia mojó los planes del equipo HRC, gran dominador durante los entrenamientos y actor secundario en la carrera. Casey perdió terreno en la lucha por el Mundial a pesar de no bajarse del podio y Pedrosa, una nueva oportunidad de dar un golpe en la mesa. Por primera vez en el curso quedó fuera del cajón de honor, con malas sensaciones durante las 28 vueltas. Su «pole» fue un privilegio que le duró tres curvas, aunque las caídas de Dovizioso y Crutchlow permitieron que su mal día no fuera pésimo en lo que se refiere a los puntos. «He visto desde el principio que no era mi día, que no podía arriesgar más de la cuenta y que tenía que llegar a la meta lo mejor posible. Hicimos varios cambios por la mañana que claramente no han funcionado», explicaba Dani.

Muy de lejos y desde atrás vio Pedrosa la exhibición de Lorenzo y el espectáculo que ofreció Rossi. Algo habitual en el pasado y tan extraño ahora que merece un capítulo aparte.

q 32 caídas en dos categorías. El resumen de Moto2 y Moto3 es más un parte de guerra que otra cosa. A primera hora de la mañana, el asfalto estaba casi imposible y por eso 18 pilotos de la categoría más pequeña se vieron en el suelo en algún momento. Se trataba de sobrevivir en una ruleta rusa que sonrió a Louis Rossi, un francés que nada tiene que ver con Valentino y que recompensó al empapado público galo.

Maverick Viñales no pudo terminar, lo mismo que Márquez en la lotería que también fue Moto2 (14 caídas). Aquí ganó Luthi, y Pol Espargaró agarró un sexto puesto que le pone un punto por delante de Marc en el campeonato.