Pilar del Olmo se muestra optimista pese a la caída de la economía regional

Valladolid- Confianza ante el futuro más inmediato. Eso es lo que demandó la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, a los castellanos y leoneses para salir de la crisis cuanto antes. Además, los animó, en especial a los funcionarios, a no tener miedo y a que pongan en circulación el dinero que tienen en los bancos a través del consumo.

Del Olmo realizaba estas declaraciones al presentar la contabilidad regional del primer trimestre, que arrastra un saldo negativo de un -0,3 por ciento, aunque vaticinó que en «unos meses o en un año la senda de crecimiento económico será positiva».

Por ello, volvió a defender las medidas «arriesgadas y valientes» que se están llevando a cabo tanto desde el Gobierno de la nación como del regional, por que «son las únicas que nos van a sacar de la crisis», para rematar señalando que «las cosas se están haciendo bien aunque no se entiendan».

Uno de los requisitos imprescindibles, según Del Omo, es que «tenemos que dejar de deber» para saldar esas deudas, y recalcó que todavía se deben ajustar aún más los precios de la vivienda.

Respecto a que vengan a Castilla y León inspectores desde Bruselas para estudiar las cuentas de la Comunidad, Del Olmo indicó que «no tenemos ningún problema por que no hemos ocultado nada», y lamentó que Castilla y León fuera portada en los últimos días, por el desviamiento de déficit, y que estuviera al lado de «malos acompañantes».

Respecto a los datos del primer trimestre, Pilar Del Olmo indicó que el sector primario de Castilla y León ha sufrido un importante descenso del -3,1 por ciento debido a la caída de la producción agraria, aunque solventado por el aumento productivo en el ganadero.
El sector industrial volvió a sufrir un retroceso del -0,4 por ciento, como resultado de la desaceleración de la actividad productiva de las ramas energéticas y la mayor contracción de las ramas manufactureras.

En el sector de la construcción hubo un descenso del 5,8 por ciento en el primer trimestre, un comportamiento menos contractivo, mientras que el sector servicio se produjo un leve incremento del 0,4 por ciento.