Mucho ojo con estos búhos

Zack Snyder, el director de «300», se pasa a la animación en 3D con «Ga'Hoole»

Mucho ojo con estos búhos
Mucho ojo con estos búhos

Hacer de un oscuro mundo de búhos un lugar fascinante no es tarea fácil, pero Zack Snyder ha aceptado el reto para marcar su debut en el cine de animación. El aclamado director de «300» se ha probado así mismo al llevar a la gran pantalla «Ga'Hoole. La leyenda de los guardianes», una historia basada en la saga literaria de la escritora estadounidense Kathryn Lasky (concretamente ha adaptado los tres primeros libros). «Cuando me presentaron el proyecto, me pregunté: "¿Cuánto de reales podemos hacer estos animales?"Un búho no tiene dedos y el pico podía limitarnos mucho para la expresividad, pero cuando supe que podíamos lograrlo dije a "por ello"sin la menor duda», explica a LA RAZÓN. La autenticidad no sólo se ha conseguido con los personajes, sino también en los paisajes donde se desarrolla la trama. Se trata de unas vistas increíbles inspiradas en Tasmania en las que el realizador consigue meter de lleno al público gracias al ya casi imprescindible 3D. «Sabía que no iba a cambiar mi manera de trabajar, por eso, eran las tres dimensiones las que se tenían que adaptar a mí, y no al contrario», recalca. Los técnicos le dieron completa libertad y, gracias a ello, ha logrado un resultado con el sello de Kathryn Lasky.


Soren, todo un cabecilla
«Conseguimos llegar a un término medio. Los animadores están acostumbrados a que en las películas todo es posible y yo busqué la perspectiva cinematográfica para tomar las imágenes como si hubiéramos colocado cámaras en los escenarios», matiza. Escenas a cámara lenta, batallas al detalle y ángulos excepcionales marcan la historia de Soren, un joven búho que siempre se sintió fascinado por las leyendas de guerreros que le contaba su padre, y Kluud, su incrédulo hermano mayor. El trabajo le ha llevado al director tres años «agotadores, pero fascinantes. Si tuviera que clasificar esta película la situaría en la categoría de acción y aventuras. Tenía claro que no quería hacer un filme sólo para niños. Mis hijos siempre me preguntabancuándo haría una película que pudieran ver ellos también. La familia ha sido siempre un elemento de motivación para mí», confiesa Snyder.

Aunque, a priori, la violencia de algunas escenas pudiera suponer un inconveniente, el director asegura que los episodios del libro «son todavía más oscuros que los que nosotros hemos filmado», pero se suprimieron para que el argumento pudiera ser apto para toda la familia. Snyder está ultimando ahora «Sucker Punch», la historia de una mujer ingresada en una institución mental que busca en su imaginación vías alternativas de escape. Y en unas semanas se meterá de lleno en «Superman: Man of Steel», proyecto en el que su nombre siempre sonó entre los favoritos. El realizador no quiso revelar muchos detalles y se limitó a decir que no será ninguna continuación de películas anteriores. «Sólo puedo decir que estoy extremadamente contento de tener el proyecto en mis manos. Siempre he sido un gran fan del personaje y le trataré con un profundo respeto». Sólo falta saber qué actor sobrevolará en un futuro muy cercano los cielos del planeta vestido con traje azul y capa roja.