Indignación de 5 estrellas por Enrique Miguel Rodríguez

La Razón
La RazónLa Razón

Springsteen triunfó en Sevilla en el inicio de su gira mundial. Cierto es que esta vez no se agotaron las entradas. Los momentos no son los más propicios para grandes gastos. Otra faceta del «boss» son sus compromisos políticos y sociales, a los que tiene todo el derecho. En una rueda de prensa improvisada durante los ensayos, mostró su apoyo a Obama, aunque matizó que esta vez sin grandes alegrías. Resumiendo, que del mal el menor. Igualmente defendió a los indignados, de los que se considera muy cercano. Ayer cuando pasaba por el hotel Alfonso XIII, 5 estrellas gran lujo, vi a muchas personas esperando su salida, incluso algunos indignados que podríamos decir oficiales. Pensé que desde la suite real de tan lujoso establecimiento, la indignación debe resultar mucho mas cómoda, vamos como si te tomarás un dry Martini muy seco. Momento estimulante. Esta podría ser la cara del éxito. Otra estrella norteamericana, John Travolta, es la cruz de la moneda. Ha sido demandado por tercera vez por presuntos delitos de abusos sexuales, los tres demandantes son hombres jóvenes. Cuesta creer que Travolta, en el caso de que le gustara de vez en cuando una buena «marisconada», tenga la necesidad de recurrir a la violencia para conseguir esos placeres ocultos. Igualmente resulta chocante que todavía, a pesar de tantas leyes, las cuestiones homosexuales sigan pasando una factura muy alta socialmente; increíblemente muchos estarían dispuestos a disculpar al actor en el caso de que los presuntos delitos se hubiesen cometido contra mujeres. En los momentos actuales ya sabemos que todo se convierte en espectáculo. En el caso de Travolta, este «show» le puede costar hasta su magnífica relación matrimonial y es que ya se sabe, hemos llegado a un momento que cualquier desaprensivo dice algo horrible de un famoso y tiene que soportar un acoso mediático, que cuando son absueltos se diluye y solo quedan las insidias y las acusaciones.