OPINIÓN: A 110

La RazónLa Razón

Frenan las fuerzas de los dos grandes de la Liga, como si hubieran reducido un poco la velocidad… El 110 famoso ha llegado al Barça, sin Guardiola pero con Valdés ante el Zaragoza y al Madrid, sin Cristiano Ronaldo. Creo que la dependencia del Madrid sobre su estrella o, mejor dicho, la obsesión del portugués por ser insustituible en su equipo provoca una curiosa espera: si el club blanco cede en alguna de las citas sin su crack igual tenemos aún más lío en el vestuario, porque el lesionado sacará pecho, todavía con más fuerza y ante los medios. Ya nada les digo de Mourinho que, teniendo razón en parte de sus argumentos, es ya muy pesado con tanta queja y, sobre todo, soberbia. Tener que pedir perdón muchas veces ya no es un sinónimo de honradez ni de mejora, es torpeza por meterse en todos los charcos.
A 110 ha dejado el ministro Sebastián las quejas del Barça por haber firmado un convenio de promoción turística española junto con Madrid y no haberlo suscrito con el Barça. El millón de euros dice Sebastián que los culés no lo suscribieron en la etapa del ínclito Laporta, ese que deja su partido tras dos meses de legislatura y se fuga a ERC.
A 110 se ha puesto el Ferrari, con el tercer cambio de nombre de este año. Será el 150º Italia. Y a 110 puso Sebastián a Alonso cuando afirmó que se dormiría a esta velocidad en carretera. Dice el ministro que Hamilton en Inglaterra no se duerme. Rubalcaba le espetó que lo mismo ocurre en Estados Unidos. Recuerdo a Carlos Sainz cuando era el primero en salir en campañas de concienciación contra la velocidad inadecuada. ¡Cómo cambia todo!