Chaves defiende la «legalidad» de las ayudas concedidas por la Junta

El vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, defendió ayer la «legalidad» de las ayudas concedidas a empresas en crisis por parte de la Junta y denunció las «calumnias» del PP, al que exigió que explique la trama Gürtel.

El líder del PP, Mariano Rajoy junto a Javier Arenas, ayer, en las jornadas de la convención de autónomos en Jerez de la Frontera (Cádiz)
El líder del PP, Mariano Rajoy junto a Javier Arenas, ayer, en las jornadas de la convención de autónomos en Jerez de la Frontera (Cádiz)

Durante su visita a las instalaciones de la Convención Municipal del PSOE, aseguró que no tiene ningún dato «para poder dudar» de la gestión que desarrollaron los tres consejeros de Empleo que tuvo en sus gobiernos (Guillermo Gutiérrez, José Antonio Viera y Antonio Fernández). Según el ministro, cuando fue presidente de la Junta todos los créditos y partidas destinadas a empresas que se encontraban en situación de crisis eran «legales, presupuestadas y aprobadas por el Parlamento de Andalucía» y subrayó que los trámites y los procedimientos a través de los cuales se concedieron las ayudas y las subvenciones a las empresas fueron «todos ellos legales y reglados». «Se podrá discutir si fueron procedimientos eficaces o no eficaces, pero fueron todos reglados y absolutamente legales», enfatizó. Chaves defendió también la necesidad de esas ayudas para empresas en crisis y sostuvo que, si a través de los trámites de los ERE hubo personas que «trataron de lucrarse, de beneficiarse ilícitamente y de sacar tajada de una manera ilegal» le produce «repugnancia». Por ello, apostó por que caiga sobre ellas «todo el peso de la ley» y por que se esclarezca «todo lo ocurrido».

Por su parte, el presidente del PP, Mariano Rajoy, manifestó ayer con respecto al caso de los ERE que espera que haya «responsabilidades políticas» y que los juzgados tomen decisiones «a la mayor celeridad posible». En Jerez de la Frontera (Cádiz), Rajoy afirmó que este tipo de acciones «no manchan a Andalucía, que está muy limpia y seguirá estándolo, a quien manchan es a sus autores». Según indicó el caso de los ERE en Andalucía es «una burla a todos los andaluces».