La Junta insiste en que hay que hacer sacrificios para garantizar servicios básicos

La Razón
La RazónLa Razón

Valladolid- A pesar de la presión social en la calle de médicos, sanitarios o profesionales de la Educación que se están movilizando en los últimos días en la calle para protestar por los ajustes o recortes de la Junta para hacer frente al déficit, desde el Gobierno regional no se inmutan aunque comprenden que estos funcionarios pueden verse perjudicados.

Desde la Junta insisten y están convencidos de que las medidas que se han aprobado son las que tenían que hacer para garantizar y blindar los servicios públicos básicos y en condiciones de calidad. «Ha habido que tomar decisiones porque los ingresos se estaban reduciendo», señalaba el portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, tras insistir en que para salir de esta y mantener una Educación, una Sanidad y unos Servicios Sociales de calidad «todos tenemos que hacer pequeños sacrificios».

Asimismo, y respecto a las palabras del presidente de la Patronal Cecale, Jesús Terciado, sobre la intención de llevar a la UE el denominado «céntimo sanitario» para que sea Europa quien eche atrás esta tasa, De Santiago-Juárez está convencido de que no se va a anular y recuerda que este impuesto no es nuevo para la UE ya que la institución ya echó por tierra una denuncia de los transportistas cuando se comenzó a aplicar en Cataluña hace unos años.

Finalmente, el portavoz dejó entrever que cuando la situación económica mejore, se reactive el consumo y aumenten los ingresos, todos los impuestos serán revisables. Si bien, suscribió las palabras de Mariano Rajoy antes de ayer, y señaló que a lo largo de este año será difícil que se empiece a crear empleo.

.