Se buscan militares para la ONU si son mujeres mejor

Chacón, en una imagen de archivo, conversa con las primeras mujeres que ingresaron en las Fuerzas Armadas
Chacón, en una imagen de archivo, conversa con las primeras mujeres que ingresaron en las Fuerzas Armadas

MADRID- Un puesto en cualquiera de los organismos internacionales en los que España participa es muy deseado para muchos militares españoles. Como experiencia, tanto económica como de formación, es una opción excelente. El Estado Mayor Conjunto, órgano del Estado Mayor de la Defensa, ha remitido a los ejércitos una oferta de vacantes para las oficinas centrales de la ONU en Nueva York. Cinco plazas para militares diplomados de estado mayor de cualquiera de los tres ejércitos para el departamento de operaciones de mantenimiento de la paz en la ciudad estadounidense. Los requisitos para optar a ese destino empiezan por un nivel de inglés medio-alto, «valorándose también conocimientos de un segundo idioma oficial de las Naciones Unidas (preferiblemente francés)». El segundo punto, el más sorprendente, advierte de que «en igualdad de condiciones entre solicitantes, la preferencia será para mujeres». Es decir, discriminación de la llamada «positiva». Si un hombre y una mujer optan al puesto, ambos son diplomados de Estado Mayor, y ambos tienen el nivel de inglés requerido, además de otros requisitos, el hombre se queda en España y la mujer se va a Nueva York. Según fuentes militares consultadas por LA RAZÓN, la decisión de primar a la mujer sobre el hombre en este tipo de vacantes corresponde a las instrucciones de la resolución 1325/2000 del Consejo de Seguridad. En ésta, las Naciones Unidas subrayan la «urgente necesidad de incorporar una perspectiva de género en las operaciones de mantenimiento de la paz». La razón, argumentan, no es sólo política de igualdad, es una cuestión práctica en los países en los que el papel de la mujer está profundamente denostado, como en África y los países árabes. Desplegar féminas en estas misiones, señalan, ayuda a las mujeres de esos países a luchar por ellas mismas.Entre los requisitos para optar a esas plazas figuran como preeminentes la participación en operaciones militares y la experiencia en su planificación, además de estudios relativos a estas materias. Lo curioso es que, aunque prime la mujer, pocas podrán optar a estas vacantes. De los puestos ofertados, dos son para tenientes coroneles, uno para comandante, uno para coronel y uno más para el que no se requiere graduación militar específica. Éste último es al que más mujeres pueden optar junto al de comandante. Del resto, pocas mujeres hay en nuestras Fuerzas Armadas que hayan llegado a teniente coronel y ninguna que haya alcanzado el empleo de coronel.