España aportará su base de Rota al escudo antimisiles de la OTAN

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, anunciará hoy la participación de España en el sistema antimisiles de la OTAN aportando la base naval de Rota (Cádiz), indicaron a Efe fuentes diplomáticas.

Zapatero hará el anuncio en una comparecencia en el cuartel general de la Alianza Atlántica junto al secretario general de la organización, Anders Fogh Rasmussen, y el secretario de Defensa estadounidense, Leon Panetta. Las fuentes consultadas no han querido precisar más detalles sobre la aportación española al escudo antimisiles aliado, acordado en su formato actual en la última cumbre de la OTAN el pasado año y que tiene como objetivo proteger todo el territorio europeo ante posibles ataques.


La Alianza quiere estar en disposición de anunciar en su próxima reunión de jefes de Estado y de Gobierno, que se celebrará en mayo del próximo año en Chicago (EEUU), el inicio de la "capacidad operativa"del sistema. Recientemente, Polonia, Rumanía, Holanda y Turquía se han comprometido a albergar componentes del escudo en su territorio y Rasmussen ya advirtió este lunes de que esperaba nuevas contribuciones de más países. "Paso a paso el sistema territorial de defensa contra misiles de la OTAN se está haciendo realidad", señaló el secretario general.

El escudo antimisiles es un proyecto que lleva varios años sobre la mesa y que ha pasado por diferentes fases. El expresidente estadounidense George Bush fue uno de sus grandes defensores, con un proyecto más amplio que el que se está desarrollando finalmente, apoyado por la Administración de Barack Obama.


Desde un principio, los planes para proteger a Europa de posibles ataques con misiles crearon roces con Rusia, que temía que se usase en su contra, y defendía un programa conjunto.
La OTAN, sin embargo, decidió apostar por dos sistemas de defensa en paralelo -uno ruso y uno aliado- que cooperen e intercambien información.


El anuncio de Zapatero esta tarde en Bruselas se efectuará en el marco de una reunión de ministros de Defensa de la OTAN que discuten, precisamente, la mejora de las capacidades militares de la organización en una época marcada por la reducción del gasto en todos los países.