El empleo público «fantasma»

Las convocatorias de Policía Local y de auxiliar administrativo suponen un total de 172 plazas en suspenso.

Un opositor consulta las listas con las notas del examen
Un opositor consulta las listas con las notas del examen

Sevilla- «La Oferta de Empleo Público tiene como objetivo cubrir las vacantes presupuestariamente dotadas cuya cobertura se considere necesaria y no puedan ser cubiertas por los efectivos de personal existentes». Ésta es la introducción con la que el Ayuntamiento ofrece en su página web detalles sobre las distintas vacantes de que dispone. A tenor de las sucesivas ofertas realizadas desde 2003, el déficit de personal del Ayuntamiento de Sevilla está cifrado en 1.134 trabajadores.Sin embargo, de momento no se ha cubierto ninguna de esas plazas de forma definitiva y sólo el 26% mantienen actualmente el proceso para adjudicarlas en curso –38 de bombero (5 de ellas para conductor), 47 de Técnico de Administración General (TAG) y 41 de administrativo–. Además, hay dos concursos-oposición en suspensión cautelar dictada por los tribunales. En total, 298 vacantes de las que 172 no podrán resolverse a corto plazo al estar pendientes de resoluciones judiciales. La primera de las convocatorias paralizadas –con plazas pendientes desde 2003– se realizó el pasado año para cubrir 116 puestos de auxiliar administrativo, aglutinando las vacantes ofertadas también en 2005 y 2007 para esa categoría.El primer examen, plagado de «irregularidades», se realizó en noviembre. CC OO y una plataforma de afectados denunciaron las «barbaridades» cometidas durante el transcurso de la prueba –como respuestas señaladas o el hecho de que se impidiera a los aspirantes quedarse con una copia de su hoja de respuestas en previsión de posteriores reclamaciones–. El juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 12 decidió su suspensión cautelar en mayo y fijó la vista para decidir sobre el proceso el próximo noviembre. Esto supone, como mínimo, un retraso de un año para que los aspirantes puedan ocupar su plaza desde que afrontaron el primer examen.Una demora que en el caso de las oposiciones a Policía Local, con 56 puestos para cubrir, va camino de superarse. La lista de admitidos y excluidos se publicó el pasado 16 de abril en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), pero el proceso selectivo se encuentra paralizado. El anuncio de esta convocatoria se hizo en septiembre de 2008 y ha sufrido sucesivos retrasos por la necesidad de modificar la ilegal limitación de edad de 35 años que establecían las bases. El pasado 1 de junio, el juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 6 dictó su supensión cautelar. Esta situación y el reciente recorte salarial a los funcionarios –que se hace efectivo este mes– ha sembrado el pesimismo entre los sindicatos. «Si era en época de ‘bonanza' y no convocaban las plazas, ahora, con esta tormenta política y económica, hay inmovilismo. La gran excusa es que no hay dinero», lamentan fuentes de CSI-CSIF. Por eso no confían en que la oferta de empleo de 2008 y 2009 se cumpla. Hace dos años las plazas ofertadas fueron 207 –161 de funcionarios y 46 de personal laboral–; mientras que el año pasado la cifra cayó hasta los 50 empleos –27 y 23–. Para 2010 y 2011 el compromiso del delegado de Recursos Humanos, Alfonso Mir, era completar el requerimiento sindical de 189 vacantes.