Interior prohíbe las redadas de inmigrantes

Madrid- La Dirección General de la Policía ha decidido poner fin a las redadas indiscriminadas contra inmigrantes que se vienen produciendo en España desde 2009. Para ello, hoy comunicará una nueva circular que aborda el desarrollo de dispositivos operativos selectivos, que se basan en la prevención como pilar básico para erradicar las redes de inmigración ilegal y la trata de seres humanos. La nueva normativa pretende desarrollar la actuación policial conforme a las modificaciones legislativas introducidas en la Ley Orgánica 4/2000 sobre derechos y libertades de los extranjeros en España. De esta manera, la circular pretende acabar con la ambigüedad de la circular 1/2010, que promovía la agilización de la tramitación de los procedimientos sancionadores a los extranjeros sin permiso de residencia.

Con esta decisión, el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha decidido oficializar las instrucciones que el comisario general de Extranjería y Fronteras ya transmitió verbalmente en relación con la prohibición de establecer cupos de identificación de extranjeros y las actuaciones masivas o indiscriminadas basadas en criterios étnicos. Uno de los puntos claves del documento trata sobre las identificaciones. Para ello, especifica que aquellas identificaciones que infundan sospechas se realizarán de forma «proporcionada, respetuosa y del modo que menos incidencia generen en la esfera de individuo». Esta instrucción, además, reitera «la prohibición de actuaciones innecesarias, arbitrarias, abusivas o que supongan una extralimitación de las facultades que el ordenamiento jurídico otorga a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Actos «improcedentes»
Además, resalta la «improcedencia de trasladar a dependencias judiciales a los ciudadanos extranjeros cuya estancia irregular en España se constate tras su identificación, siempre que se haya comprobado su identidad y justifique un domicilio». Con la aprobación de esta circular, Cosidó cumple uno de los objetivos que se marcó al llegar a la Dirección General de la Policía. De forma paralela, se ha elaborado un reglamento para mejorar el funcionamiento de los Centros de Internamientos de Extranjeros, que pasan a denominarse Centros de Estancia Temporal. Uno de los compromisos de Cosidó es que los CIE (CET, a partir de ahora) sólo alberguen a ciudadanos extranjeros con delitos a su cargo y se evitará en la medida de lo posible que el resto de irregulares ingresen en estos centros.

 

Denuncias contra el PSOE
Las denuncias de las asociaciones de inmigrantes o de Amnistía Internacional eran constantes, pero el Gobierno socialista negó siempre con rotundidad que se estuvieran realizando estas prácticas. El ex ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, además, explicó en varias ocasiones que las actuaciones llevadas a cabo por la Policía estaban amparadas por la legalidad, algo que las organizaciones desmintieron al considerar que las detenciones se producían por un delito administrativo –no tener documentación– y, no obstante, los inmigrantes eran tratados como delincuentes e internados en CIE de manera preventiva.