«El próximo reto será dar la vuelta al mundo volando seis días con nuestro avión solar»

Como desafío a la dependencia energética, y para difundir un mensaje positivo sobre renovables, «Solar Impulse» no para de cosechar récords. Por el momento, y gracias a la energía acumulada en sus 11.626 células fotovoltaicas, ya ha conseguido volar, de forma ininterrumpida, durante 26 horas, 10 minutos y 19 segundos.
-¿Cuál es el próximo objetivo?
-Dar la vuelta al mundo. Volar durante seis días, para lo que necesitamos un piloto automático y una cabina más amplia.
-¿Se han planteado transportar pasajeros?
-Éste no es el objetivo. Lo que pretendemos es hacer saber que con las energías renovables se pueden lograr cosas importantes. Es muy gratificante ver los ojos de los niños brillar cuando ven al avión volar.
-¿Cuáles son los principales problemas que han surgido?
-Nunca es fácil alcanzar lo imposible, y más cuando se empieza desde cero. La ligereza del avión hace que sea muy sensible a las turbulencias y vientos de costado.
-¿Tienen otro proyecto en mente?
-Las renovables son el futuro. Estos proyectos suponen una evolución. Los conformistas sufren cuando hay cambios. Hay que ser curiosos por lo desconocido. Siendo emprendedor se encuentran nuevas soluciones. Europa no ha invertido lo suficiente en renovables como para no tener que comprar petróleo. Aislar edificios, usar bombillas LED, así como sistemas de calefacción más eficientes, puede ser una buena medida.