La flota del sur: 460000 euros

Los alcaldes socialistas del sur cambian la marcha-protesta por el coche oficial de lujo. Acudieron a entregar una carta en el registro de la Comunidad y aparcaron en la acera,.

Los 7 alcaldes socialistas del sur acudieron, cada uno en su vehículo oficial, a la sede de la Presidencia de la Comunidad a entregar un carta en el registro. Se desplazaron hasta allí a pesar de que sabían que Esperanza Aguirre no les iba a recibir
Los 7 alcaldes socialistas del sur acudieron, cada uno en su vehículo oficial, a la sede de la Presidencia de la Comunidad a entregar un carta en el registro. Se desplazaron hasta allí a pesar de que sabían que Esperanza Aguirre no les iba a recibir

MADRID- Hace sólo un mes siete alcaldes del sur de Madrid hicieron una marcha desde Getafe hasta la Puerta del Sol para entregar a Esperanza Aguirre un plan de inversión en sus municipios. Entonces, los «siete mosqueteros», como se hicieron llamar, llamaron al atención de viandantes y medios de comunicación con su sufrida caminata de 16 kilómetros bajo la lluvia. Sin embargo, más sorprendió ver ayer la flamante flota de coches oficiales con la que volvieron a acudir a la sede de la Presidencia de la Comunidad, esta vez para entregar una carta de protesta porque, afirman, no hace caso de sus peticiones. La imagen, y más aún en tiempos de crisis, no dejó indiferente a ninguno de los madrileños que paseaba a esa hora por el kilómetro cero. Durante aproximadamente una hora, siete vehículos –seis berlinas de alta gama y uno de gama media– lucieron extras aparcados frente a la Real Casa de Correos, en zona peatonal. Sorprendió por la cantidad, pero sobre todo por la calidad. Hace sólo un mes, desde el premier británico James Cameron, pasando por la presidenta Esperanza Aguirre o el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón, anunciaron duros recortes en sus respectivas flotas de coches oficiales para reducir el gasto público. Un ejemplo de austeridad que, sin embargo no ha cundido entre los regidores socialistas del «cinturón rojo» en cuyo municipios el paro se ha duplicado en los últimos dos años. A pesar de ello, todos ellos cuentan con vehículos de alta gama con los que acudieron, cada uno con el suyo, a la capital.

Las berlinas del cinturón rojoAsí, sobre la acera de la Puerta del Sol, el chófer del alcalde de Parla, José María Fraile, aparcó la berlina oficial: un Volkswagen Passat 2.0 TDI que el Ayuntamiento adquirió en marzo de 2009 mediante un «renting» por cuatro años que costará a las arcas municipales casi 50.000 euros. Al alcalde de Getafe y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Pedro Castro, también le esperó su coche fuera mientras él registraba la carta en la Comunidad. Su vehículo es el más costoso de todos: un Audi A8 , por el que los getafenses han pagado un total de 120.000 euros, ya que primero lo alquiló por «renting» y finalmente lo compró. El primer edil de Pinto, Juan José Martín, también acudió a Sol con su Volkswagen Passat TDI 2.0, de 170 caballos y color negro, valorado en cerca de 35.000 euros. Junto al de éste se situó el de Rafael Gómez Montoya, regidor de Leganés. Por su Citroën modelo C-6 Hdi 6V Exclusive negro y todos sus extras, los leganenses pagarán 80.976 euros. El coche oficial de Enrique Cascallana, alcalde de Alcorcón, fue otro de los que compusieron la «flota del sur» de ayer. Cascallana se mueve en un Peugeot 607 gris, comprado a principios de esta legislatura por el Consistorio por un valor de unos 60.000 euros. Los vehículos de los alcaldes socialistas de Fuenlabrada y Aranjuez, Manuel Robles y Jesús Dionisio, respectivamente, no se quedan atrás. Ambos tienen Peugeot. El Peugeot 607 3.0 V6 de Dionisio ha costado a las arcas municipales 59.326 euros. Durante dos años lo alquiló con «renting» y luego lo compró. Robles, sin embargo, cuenta con dos vehículos: dos Peugeot 607 por el que los ciudadanos de Fuenlabrada pagarán en total cerca de 100.000 euros. De los que, el del alcalde suma un total de 55.738 euros. Pero el Ayuntamiento de Fuenlabrada no es el único que cuenta con más de un vehículo oficial. En Pinto, además de el coche del Juan José Martín, los pinteños pagan el de Reyes Maestre: el concejal independiente cuyo voto dio la victoria a PSOE e IU en la moción de censura con la que se hicieron con la Alcaldía en 2008. En Parla, Fraile cuenta con dos coches más para «incidencias», uno de ellos es el Volkswagen Passat que Tomás Gömez utilizaba cuando gobernaba del municipio.

16 KILÓMETROS EN BERLINA. Los siete alcaldes socialistas del sur acudieron, cada uno en su vehículo oficial, a la sede de la Presidencia de la Comunidad a entregar un carta en el registro. Los siete se desplazaron hasta allí a pesar de que sabían que Esperanza Aguirre no les iba a recibir