La bolsa española pierde el 006 % después del apoyo griego a las reformas

Consulte todos los valores de la bolsa

El parqué madrileño ha cerrado la sesión con una leve caída del 0,06%, que ha situado al Ibex 35 en la cota de los 10.226,2 puntos, en una jornada inestable en la que el selectivo no ha llegado a decantarse con claridad por las ganancias o las pérdidas.

El Ibex abrió en negativo, pero logró corregir la tendencia a lo largo de la sesión. Sin embargo, minutos antes del cierre de la jornada volvió a situarse en 'números rojos', lastrado por el tono negativo de Wall Street.

Los mayores descensos correspondieron a Abengoa (-2,59%), por delante de Gamesa (-2,07%), ACS (-1,52%), Indra (-1,26%) y Telecinco (-0,84%). BBVA y Repsol YPF, por su parte, descendieron un 0,42%, seguidos de Banco Santander (-0,31%) y Banco Sabadell (-0,14%).
En el lado positivo se situaron Mapfre (+1,04%), Endesa (+1,02%), ArcelorMittal (+0,93%), Criteria (+0,87%), Iberdrola (+0,67%), Inditex (+0,55%), Telefónica (+0,21%) y Bankinter (+0,19%).

El mercado ha abierto con dudas pese a que los parlamentarios griegos han aprobado la moción de confianza planteada por el Gobierno, pero ha recuperado serenidad a lo largo de la sesión a la espera del mensaje que lance esta tarde la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) sobre la evolución económica.

Los inversores aguardan con recogida de beneficios la comparecencia del presidente de la Fed, Ben Bernanke, y han pasado por alto algunos datos macroeconómicos como el repunte del precio de la vivienda en abril, el primero en un año, que apunta a una recuperación de este sector.

La calma también ha llegado al mercado de deuda, ya que la prima de riesgo ha permanecido estable, por debajo de los 260 puntos básicos. En Europa, los principales indicadores también han mostrado signo negativo, aunque igual que Madrid con descensos muy leves. Así, París se ha dejado un 0,15%, seguida de Francfort (-0,10%) y Londres (-0,04%).
El mercado español abrirá mañana sus puertas, pese a ser jornada festiva, y los inversores continuarán muy pendientes de la evolución de la situación de Grecia, y también a la reacción de Wall Street al mensaje de la Fed.

En el mercado de divisas, el euro gana posiciones frente al dólar y al cierre de la sesión el cambio entre las dos monedas quedaba fijado en 1,4406 unidades.