Baloncesto

La guerra de las galaxias

El Barcelona, campeón de la Euroliga, examina a Los Angeles Lakers, el campeón de la NBA. En la plantilla azulgrana nadie habla de amistoso

DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»
DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»

MADRID- Una final del Mundial de clubes; una Copa Intercontinental oficiosa; el campeón de la Euroliga ante el campeón de la NBA; los dos mejores equipos del mundo la temporada pasada... El Barça desafía a Los Angeles Lakers y Navarro lo tiene muy claro: «Ya le he dicho a Pau que les vamos a ganar».

-«Welcome Mr. Pau». En el Palau Blaugrana, lleno para ver un entrenamiento de los Lakers, y en el Sant Jordi no se ha visto, hasta ahora, una pancarta así, pero la visita de los californianos ha sacudido la ciudad. Gasol ha ejercido de anfitrión y lo ha debido de hacer bien. «Por lo poco que he podido ver me parece una ciudad preciosa», ha asegurado Kobe Bryant. El escolta apareció en un acto promocional para inaugurar una cancha en el Raval y desató la locura. Con gafas de sol, zapatillas y cubierto con una capucha, no se trataba de una estrella del rap, era Kobe. Los gritos de «MVP, MVP» (Jugador Más Valioso) convirtieron a Pau, Navarro y Ricky, que le esperaban, en unos simples figurantes. En el partido no será la mismo.

-La rodilla derecha de Kobe. La gran estrella, sin apenas haberse entrenado y con seis minutos jugados ante los Timberwolves el lunes, ha prometido que hoy jugará. No es cuestión de defraudar a los 17.000 espectadores, que agotaron las entradas en horas –la más cara cuesta 257 euros– , que se citarán en el Sant Jordi. «Jugaré y espero ganar», ha dicho Kobe. La incógnita es cuánto está dispuesto a arriesgar Phil Jackson. No son simplemente los casi 25 millones de dólares que le va a pagar la franquicia esta temporada. La rodilla de Kobe es sagrada. Sin él, con los Lakers en pleno rodaje, con Gasol también lejos de su mejor forma... el Barcelona y su entorno creen firmemente que tienen opciones de superar al campeón de la NBA. Veteranos culés como Epi, Solozábal o Ferrán Martínez creen en la victoria del campeón de la Euroliga. En la plantilla del Barcelona nadie habla de amistoso. Xavi Pascual tiene entre sus filas material NBA. Más de medio equipo, siete jugadores, ha sido elegido en el «draft» o ha jugado en la Liga estadounidense.

-Tres victorias españolas. De los nueve triunfos que han logrado los equipos FIBA, Barcelona, Unicaja y Real Madrid han puesto la firma española. En 2006 y también en el Sant Jordi, el Barça superó a los Sixers. El equipo de Iverson formaba parte de la clase media de la competición y fue derrotado con claridad. Fue una señal que tuvo su confirmación un año después. La gira de Memphis Grizzlies y Toronto Raptors por España en 2007 se saldó con sendas derrotas ante Unicaja y Real Madrid. Ndong y Sergi Llull fueron los más destacados en aquellas dos victorias. Esos tropiezos no evitaron en los años siguientes que la NBA siguiera exportando su producto, aunque con una considerable modificación. Los equipos menos potentes viajarían, pero no se enfrentarían con conjuntos FIBA. Se trata de preservar el fin último de las giras, no poner en peligro la imagen de la Liga.


Los halagos de Kobe a Pau
Cuando Gasol llegó a los Lakers a principios de 2008, Kobe Bryant no quería más que abandonar Los Ángeles en busca de un equipo que le garantizase luchar por el anillo. La llegada de Pau se ha traducido en dos títulos y una final en menos de tres años. Por eso, Kobe no se cansa a la hora de alabar a su compañero: «Gasol es para mí sinónimo de ganar campeonatos». El jugador mejor pagado de la Liga va un poco más lejos en sus alabanzas al «16» de los Lakers: «Es uno de los mejores jugadores al poste bajo de la historia».