Pujalte califica de absurda «obscenidad» las críticas de Blanco hacia Valcárcel

El diputado del PP considera que el portavoz se dedica a «hacer campaña»

El diputado del Partido Popular por Murcia en el Congreso de los Diputados, Vicente Martínez-Pujalte
El diputado del Partido Popular por Murcia en el Congreso de los Diputados, Vicente Martínez-Pujalte

MURCIA- El diputado del Partido Popular (PP) por Murcia en el Congreso de los Diputados, Vicente Martínez-Pujalte, calificó ayer de «obscenidad» que el portavoz del Gobierno, José Blanco, utilice las ruedas de prensa del Consejo de Ministros «para hacer campaña».
Así, el diputado murciano valoró en estos términos las palabras que realizó Blanco en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en las que arremetía contra el presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, por la gestión que está realizando el Ejecutivo regional de las ayudas por los daños causados por el terremoto de Lorca y le acusaba de «tratar de eludir su responsabilidad, falta de lealtad institucional, hipocresía y cinismo».
Para Martínez-Pujalte, lo que este viernes hizo el ministro con Lorca «fue campaña electoral, además con declaraciones que no responden a ninguna realidad, porque el problema de Lorca, como se puso de manifiesto en el Congreso con una Proposición No de Ley impulsada por el Grupo Popular, pero votada por toda la cámara, es un problema de Estado y que tiene que solucionar el Gobierno de España». Y es que, en su opinión, lo que sucedió en Lorca fue «una catástrofe natural, que ha dejado a toda la ciudad y su comarca destrozada y que no tiene una solución desde el Gobierno autonómico o municipal, sino que tiene que pasar por el Ejecutivo central». Por eso, defendió la presencia de este viernes en Lorca del líder popular, Mariano Rajoy, «futuro presidente español, quien dijo que en un gobierno presidido por él se dará una solución al problema lorquino».
Asimismo, el diputado murciano señaló que Blanco «tuvo ayer un ataque de cuernos al ver a Rajoy a Lorca, una visita que necesitaban los lorquinos, porque necesitan tener el convencimiento de que el Gobierno central va a liderar la difícil situación generada por los terremotos». Por otro lado, defendió que «no se le puede pedir al Ayuntamiento de Lorca, que se haga cargo de la mitad del coste».