Fútbol

Cesc: «Me sorprende la humildad de este grupo que lo ha ganado todo»

El centrocampista del Barcelona Cesc Fàbregas ha explicado hoy que lo que más le ha sorprendido del vestuario azulgrana es "la humildad de un grupo que lo ha ganado todo y aún tiene ganas de seguir ganando".

Esto es un buen indicativo, a su entender, para mostrarse optimista con vistas a la final de la Supercopa de Europa que el Barça disputará mañana ante el Oporto en el estadio Luis II. "No sé si ganaremos o perderemos, pero lo que sé desde el primer día que llegué es que con este equipo puedes ir hasta el final porque siempre darán la cara por ti", ha destacado.

Cesc ha confesado sentirse "emocionado"
porque es su primer viaje con el Barcelona y el desplazamiento responde nada menos que a la disputa de una final, la segunda en la que participará en pocos días de azulgrana.

"Gracias a que mis compañeros hicieron una temporada magnífica el año pasado, ahora puedo formar parte de esto", ha indicado el jugador de Arenys de Mar, que ha alertado de las dificultades que, pese a todo, tendrán mañana para derrotar al Oporto.

"El año pasado lo ganaron todo, incluso le metieron cinco en media parte al Villarreal, que es uno de los mejores equipos de nuestra Liga. Tienen un estilo muy similar al nuestro, les gusta salir con el balón jugado desde atrás y son muy competitivos y rápidos arriba", ha asegurado.

Su compañero Pedro Rodríguez, que ha comparecido con el ante los medios que esperan en el Foro Grimaldi, también se deshecho en elogios hacia el conjunto luso. "Es un rival muy duro, muy físico, con jugadores muy fuertes, de mucho recorrido y de mucha calidad. Seguramente será un partido intenso y un título muy difícil de conseguir", ha señalado.

Para Pedro este viaje también es especial. Hace dos temporadas, en el mismo escenario donde mañana se jugará la final se dio a conocer al marcar el tanto de la victoria en la Supercopa que el Barça disputó ante el Shakhtar Donetsk.

"Se me vienen a la cabeza momentos bonitos, inolvidables, muchos recuerdos y muchas imágenes, sobre todo del gol. Esperemos que podemos volver a hacer una buen final y llevarnos el título como entonces, aunque va a ser difícil", ha concluido.

Guardiola, escéptico
Por su parte, el entrenador del Barcelona, Pep Guardiola, se ha mostrado escéptico sobre el hecho de que con los refuerzos de Cesc Fàbregas y Alexis Sánchez la plantilla de esta temporada sea la mejor que ha tenido nunca.

"Siempre he tenido plantillas escandalosas; ésta aún ha de demostrar que es la mejor que he tenido", ha dicho Guardiola a su llegada a Mónaco, donde el Barça disputará mañana la final de la Supercopa de Europa ante el Oporto.

El técnico del conjunto azulgrana ha analizado las opciones que tiene su equipo de conquistar su cuarta Supercopa europea: "Llegamos bien dentro de las circunstancias. Estamos mejor que hace diez días y peor que dentro de diez. Pero es la competición la que dice el punto exacto en el que te encuentras, así que mañana veremos".

A Guardiola le preocupa el calor y la humedad que hará mañana a la hora del partido (20.45 h) y sobre todo el mal estado del terreno de juego, pero no quiere que sus jugadores utilicen ninguna de estas circunstancias como excusa.

"Hemos jugado a 40 grados y a -10, lo hemos hecho en todo tipo de climas y sobre toda clase de césped y siempre hemos salido adelante. Se trata de convertir las dificultes en retos", ha dicho el técnico catalán, quien ha recordado que la clave para ganar una final es "jugarla como si no volvieras a hacerlo, porque nunca sabes si será la última".

Tampoco ha querido perder ni un segundo en analizar las bajas por lesión de sus dos centrales titulares, Gerard Piqué y Carles Puyol. "Si no están, no están. Lo siento por ellos, pero saldrán otros".

Mucho más tiempo ha empleado Guardiola en deshacerse en elogios hacia un rival que, según él, "lo hace todo con sentido", "no deja nada al azar"y que, "pese a cambiar entrenadores y jugadores, venderlo todo y a buen precio, sigue ganando".

"El Oporto es un equipo que te viene a buscar y no te espera y además lo hace con intensidad. Nosotros nos vemos reflejados en muchas cosas que hacen y que no siempre nos salen. Es una final dignísima y para ganarla tendremos que hacer un partido enorme", ha destacado.
 

Entrenador del Oporto, de tú a tú
Además, l entrenador del Oporto, Victor Pereira, ha asegurado hoy, en la víspera de la final de la Supercopa de Europa contra el Barcelona, que su equipo saldrá mañana a jugar "de tú a tú"ante el conjunto azulgrana.

"No hemos venido a verles jugar, sino a disputarles el título. Hicimos una temporada extraordinaria, nos hemos ganado el derecho a estar aquí y nos hemos preparado muy bien para el partido de mañana", ha advertido.

Pese a reconocer que no ha visto jugar en su vida "un equipo como lo hace el Barcelona"y deshacerse en elogios hacia "un entrenador y unos jugadores extraordinarios", ve a los suyos capacitados para plantarle cara, incluso para dominar el choque.

"Nosotros jugamos un 4-3-3, estamos acostumbrados a este sistema y no hay ningún motivo para cambiarlo", ha insistido el técnico del conjunto luso, quien no piensa renunciar a su estilo, basado en "tener la posesión, conservar la pelota e intentar generar ocasiones de gol, con un fútbol espectacular y atractivo".

Ni si quiera tiene previsto hacer un marcaje especial al azulgrana Lionel Messi, "porque el Oporto utiliza su propia identidad y no se adapta al oponente".

Eso sí, sabe que para ganar al Barça con sus propias armas necesitará "una organización colectiva casi perfecta"y "la inspiración individual"de sus mejores hombres, de quien dice que ya se han acostumbrado a jugar sabiendo que muchos de ellos aún están en el mercado.

El último en marcharse ha sido el delantero colombiano Radamel Falcao -fichado por el Atlético de Madrid-, y el defensa uruguayo Álvaro Pereira se ha quedado fuera de la convocatoria al estar negociando su pase al Chelsea de André Villas-Boas, el predecesor de Pereira en el cargo.

El actual técnico del Oporto y antiguo ayudante de Villas-Boas ha querido pasar de puntillas por este asunto, reconociendo que "hasta el 31 de agosto el mercado está abierto y no se puede hacer nada"y elogiado al nuevo entrenador del Chelsea, "ya que, si estamos aquí, es en buena parte gracias a él"