Metro pedirá a Conde Pumpido que investigue si la frase «Madrid revienta» es delito

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, aseguró hoy que los servicios jurídicos de Metro dirigirán un escrito al Fiscal General del Estado, Cándido Conde Pumpido, para que investigue si la frase 'Madrid revienta', utilizada por un portavoz del Comité de huelga de Metro, constituye un delito de amenazas. 

"(El consejero) José Ignacio Echeverría me ha indicado esta mañana que ha dado órdenes a los servicios jurídicos de Metro para que preparen un escrito dirigido al Fiscal General del Estado por entender que la frase 'Madrid revienta' reviste unas amenazas que entendemos que pudieran constituir un delito y por esa razón confío y espero que actué", afirmó Aguirre tras inaugurar un centro de salud. Aguirre recordó que los servicios mínimos de Metro hubieran funcionado, lo que reviste "una enorme gravedad"dado que los representantes legítimos de más de 7.000 personas no pueden "poner en jaque a 6,4 millones de madrileños". "Y mucho menos pueden decir que Madrid va a reventar", apostilló. Un portavoz del Comité de Huelga manifestó ayer que después de que la Asamblea de Madrid aprobara los recortes salariales para los empleados públicos, los trabajadores no iban a cumplir los servicios mínimos decretados y utilizó esta expresión para alertar de lo que se podía venir encima con los paros de 24 horas. Por otro lado, la presidenta madrileña explicó que esta mañana ha recibido la llamada del ministro de Fomento, José Blanco, para "solidarizarse"con el Gobierno regional por la situación de huelga y para transmitirle "la voluntad"del Ejecutivo de la nación "de ayudar en todo aquello"que les fuera posible. En este sentido, señaló que le ha pedido al titular de Fomento el refuerzo "muy necesario"del servicio de Cercanías. "Ya lo estaba poniendo en marcha", apuntó. Aguirre manifestó que es "evidente"que el derecho a huelga es "un derecho de todos los trabajadores", pero quiso destacar que, junto a él, existe la "obligación"de respetar los servicios mínimos, algo que en este caso no se está haciendo. "Así como ayer se respetaron y los ciudadanos sufrieron molestias pero pudieron llegar a sus trabajos, hoy desde primera hora de la mañana no se han respetado los servicios mínimos y eso es algo que reviste enorme gravedad", sentenció. También recalcó que Metro garantizará que los trabajadores del suburbano que quieran cumplir con los servicios mínimos podrán hacerlo, y subrayó que no le parece "procedente"la actitud que está tomando el comité de huelga "y algunos otros". Finalmente, recordó que a los trabajadores de Metro se les ha concedido que la bajada del 5 por ciento que se hará a todos los empleados públicos en el capítulo primero se pueda efectuar "en cualquiera de las partidas"de ese capítulo "y no sólo en los sueldos". "Eso es lo que los sindicatos deberían negociar", afirmó Aguirre, para explicar a continuación que se refiere en concreto a permisos y otras prestaciones que estén fuera de los salarios. "Eso es lo que creo que tenían que estar negociando en lugar de amenazar con ese lenguaje, yo creo que absolutamente trasnochado, que en modo alguno corresponde con una comunidad abierta, vanguardista y libre como lo es la Comunidad de Madrid", concluyó.