Los presupuestos de Garmendia caen un 165%

El Ministerio de Ciencia e Innovación dispondrá de 5.354 millones de euros para 2011, lo que representa un 1,65% menos respecto a la cifra de la Ley de los Presupuestos Generales del Estado para 2010, que superó los 5.443 millones de euros.

No obstante, la ministra del ramo, Cristina Garmendia, destacó este martes en rueda de prensa que la cifra proyectada para 2011 representa un 1,2% más frente al proyecto de ley aprobado inicialmente para 2010, que luego se vio incrementado por partidas nominativas adicionales incorporadas durante el trámite parlamentario.

En su opinión, "esta situación se repetirá previsiblemente este año, por un importe que no es posible calcular a priori", con lo que los 5.354 millones para 2011 "pueden verse incrementados".

Durante la presentación de las cuentas para su departamento en 2011, Garmendia destacó la decisión del Ejecutivo de excluir la financiación de la ciencia española del Plan de Austeridad 2011-2013, cuya aplicación habría supuesto a este departamento un ajuste de más de 592 millones de euros.

De esta manera, "al excluir la financiación de la ciencia de este riguroso plan", el Ejecutivo "ha tenido que repercutir esta caída en otras partidas de los Presupuestos Generales que bajarán más de lo inicialmente previsto".

"Gracias a este presupuesto vamos a poder mantener los fondos dedicados a financiar los proyectos de investigación y desarrollo, las becas y los contratos de los investigadores en universidades, centros de investigación, las transferencias a los organismos públicos de investigación y los créditos a las empresas. En definitiva, vamos a preservar la acción y las actuaciones del Plan Nacional de I+D+i y de la Estrategia Estatal de Innovación", señaló Garmendia.

Recortes en gastos corrientes

Según indicó la ministra, las medidas de austeridad para 2011 sólo se aplicarán en los capítulos de gastos de personal (reducción del 1,52%) y en los de funcionamiento e inversiones, mientras que los apartados que alimentan el sistema de I+D+i "quedan fuera del plan de austeridad".

Los gastos corrientes caerán en concreto un 7,14%, lo que conllevará "la limitación al máximo"de servicios como luz, dietas y viajes. La de las inversiones que realiza la propia estructura ministerial es la partida que ha sufrido un mayor descenso (8,32%), e incide sobre todas las inversiones que el Ministerio puede posponer, como la adquisición de nuevos espacios o la mejora de las dotaciones de sus dependencias.

Por el contrario, crece un 5,08% el capítulo de subvenciones (que financia fundamentalmente al sistema público de investigación), y se mantienen las transferencias a los organismos públicos de investigación en el mismo nivel que este año, lo que mantiene su capacidad investigadora "plenamente operativa". Sus presupuestos sí que se redujeron un 6,12%, por la reducción salarial aplicada a los empleados públicos.

"Tenemos en marcha más proyectos de I+D en universidades y empresas y financiamos más contratos de investigadores que nunca antes en nuestra historia", añadió la ministra, quien indicó que la comunidad científica "dispone ahora de un presupuesto que duplica al de 2004".

Respuesta a los científicos

Durante la presentación de los presupuestos, la ministra respondió también a las advertencias sobre los recortes lanzadas por la Confederación de Sociedades Científicas de España (Cosce). Aunque "respeta las opiniones de todos los colectivos", la ministra dijo no compartir "su visión"y lamentó el "exceso de emociones que les impide ver con rigor científico". Para Garmendia, las cuentas de 2011 muestran que las políticas de I+D "siguen siendo absolutamente prioritarias"para el Gobierno, y los de España "serán seguramente los mejores presupuestos en ciencia en un contexto internacional".