Sanidad rectifica: los bebés no serán ya «criaturas»

El Ministerio cambia por segunda vez el texto tras una información de este periódico y «el término criatura casi desaparece».

La alusión a los bebés protagoniza la parte sobre la Salud Reproductiva de la Estrategia del Gobierno
La alusión a los bebés protagoniza la parte sobre la Salud Reproductiva de la Estrategia del Gobierno

MADRID-Ni «criaturas», ni «criaturas RN», ni la fría abreviatura «RN». Los recién nacidos seguirán siendo eso, recién nacidos, neonatos o, simplemente, bebés, como toda la vida. Y no se les dará otra denominación apelando a una supuesta igualdad de sexos ni a otras entelequias derivadas de la subsistencia de un Ministerio como el de Bibiana Aído. Una vez más, al Ministerio de Sanidad no le han dolido prendas a la hora de rectificar, con el ánimo de corregir errores. Ya lo hizo con su primer borrador de Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva, al retirar las partes más polémicas del texto, adelantado por LA RAZÓN, como la que proponía revisar el rol reproductivo de las mujeres, o la que ensalzaba el cibersexo como medio para satisfacer «deseos sin riesgo de embarazo o infecciones», y porque «contribuye a fomentar la fantasía y es un escape para los más tímidos». Ahora, el departamento de Trinidad Jiménez vuelve a efectuar un lavado de cara a la segunda versión del mismo documento, del que ya se han suprimido dichas alusiones que sembraron la polémica. Y lo hace de nuevo tras otra información adelantada por este periódico. Como se recordará, el texto rectificado prácticamente eliminaba a lo largo de sus 162 páginas la expresión tradicional de «bebé» para referirse a los neonatos, sustituyéndola en más de un centenar de ocasiones por los términos «criatura», «criatura RN» o «RN», mucho más neutros, para abarcar el sexo masculino y el femenino. La responsabilidad de tal «aportación» correspondió a Concepción Colomer, responsable del Observatorio de Salud de la Mujer del Ministerio.

Enfado de los técnicosSu empeño en sustituir las palabras «recién nacido» por «criatura» desencadenó en abril un gran enfado entre varios de los miembros del comité encargado de la redacción del documento, así como entre técnicos y funcionarios, que no entendían la importancia de emplear un lenguaje no sexista para la consecución de los fines de salud sexual del Gobierno, la verdadera meta de la Estrategia. Un lenguaje, además, ajeno a la realidad científica.Fuentes oficiales de Sanidad han confirmado a LA RAZÓN que este departamento ha procedido a pulir de nuevo el documento. En concreto, «la palabra "criatura"se reduce a la mínima expresión en el texto de la futura Estrategia, y prácticamente desaparece». En este sentido, fuentes no oficiales explicaron que al tener conocimiento de la proliferación del término «criatura», el propio secretario general, José Martínez Olmos, decidió tomar cartas en el asunto y pedir al Observatorio de Salud de la Mujer y al comité encargado de la redacción de la estrategia un cambio terminológico, con el fin de evitar polémicas. De hecho, según las mismas fuentes, los altos cargos del Ministerio conocieron por LA RAZÓN los cambios conceptuales que habían introducido sus subordinados, lo que suscitó en alguno de ellos un hondo malestar.

Dos informaciones que han mejorado un textoLA RAZÓN ha adelantado en primicia todas las polémicas derivadas de los sucesivos borradores de la Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva del Gobierno. El 29 de enero, una primera información revelaba que Sanidad proponía revisar el rol reproductivo de las mujeres y ensalzaba el «cibersexo». El 17 de mayo, este periódico destapaba que el texto sustituía el término «bebé» por el de «criatura».

ANÁLISISEl enfado de los altos cargos- ¿De quién fue la idea de sustituir la palabra «bebé» por el término «criatura», en la nueva Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva de Sanidad?–La idea no partió de la ministra, del secretario general o de la subsecretaria, sino que surgió de Concepción Colomer, directora del Observatorio de Salud de la Mujer, adscrito al Ministerio de Sanidad. Fuentes de este departamento aseguran que los principales altos cargos se mostraron especialmente molestos al tener conocimiento del cambio terminológico por una información de LA RAZÓN.- ¿Qué ha precipitado la vuelta a un lenguaje clásico? –La decisión de emplear el término «bebés» ha partido del secretario general, José Martínez Olmos, quien fue informado de que el empleo del término «criaturas» había suscitado también el enfado de funcionarios y técnicos del Ministerio.- ¿Cuándo se aprobará la Estrategia? –Se aprobará en breve, tras aplazarse el pasado 24 de mayo.