Karzai nombra nuevo jefe del Ejército

El nuevo jefe del Ejército, de etnia pastún, se formó en Occidente y se exilió durante el régimen talibán.

El teniente general Sher Muhammad Karimi es el nuevo jefe del Ejército de Afganistán, anunció hoy en un comunicado el Ministerio afgano de Defensa, como parte de una reestructuración de la cúpula militar decidida por el Gobierno de Hamid Karzai.

Karimi sustituye en el cargo al general Bismilá Khan, un tayiko que se encontraba al frente de las Fuerzas Armadas desde 2002 y que recibió este lunes la aprobación del Parlamento afgano para ocupar la cartera de Interior, vacante desde inicios de junio.

El nuevo jefe del Ejército, de etnia pastún, se formó en Occidente y se exilió durante el régimen talibán, aunque tras la invasión de las tropas internacionales de 2001 se reincorporó al Ejército afgano, donde era actualmente jefe de operaciones.

El salto a la política de Bismilá Khan ha llevado a un corrimiento de piezas en el Ejército afgano y la cartera de Defensa: el general Muhammad Akram, hasta ahora viceministro de Defensa, pasa a ser el segundo en la cadena de mando del Ejército.

Su puesto en Defensa será ocupado por Inayatulá Nazri, mientras que el general Murad Alí Murad ha sido nombrado jefe de las tropas de tierra, según el comunicado, citado por la agencia afgana AIP.

El presidente afgano, Hamid Karzai, cesó a comienzos de junio de sus cargos al entonces ministro de Interior, Mohamed Hanif Atmar, y al jefe de los servicios secretos, Amrulá Saleh, ambos inflexibles respecto a un posible diálogo de paz con los talibanes.

Karzai anunció la salida de ambos por no haber ofrecido la seguridad adecuada durante la asamblea de paz convocada por él para sentar las bases del diálogo con los insurgentes, aunque Saleh criticó luego con dureza el proceso negociador con los integristas.

Los nombramientos en la alta política afgana suelen tener en cuenta el delicado juego de fuerzas entre las dos etnias más importantes de Afganistán, la pastún y la tayika, separadas geográficamente y con filiaciones políticas diferenciadas.

Tanto Rahimi como el ministro de Defensa, el general Abdul Rahim Wardak, son pastunes, la misma etnia de la que proceden tradicionalmente los insurgentes talibanes, presentes en amplias franjas del país.