Libia conserva 10 toneladas de gas mostaza

De acuerdo a un documento de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), en 2004 Libia destruyó los lanzadores y depósitos de armas químicas como parte del acuerdo internacional que le permitió dejar de ser un Estado paria y obtener el levantamiento de las sanciones.

La Razón
La RazónLa Razón

Libia debería haber destruido todas las materias primas para la fabricación de armas químicas, pero con el acuerdo de Rusia y EE UU consiguió una prórroga hasta el 15 de mayo de 2011. Según los datos de la OPAQ, en 2003 el Gobierno libio guardaba un arsenal de 25 toneladas de gas mostaza y 3.300 proyectiles para lanzarlo. Hasta el año pasado había destruido 15 toneladas de gas, por lo que todavía quedan 10 toneladas. Pese a la alarma debido a la inestabilidad del país en los últimos días, el organismo dependiente de la ONU asegura que los remanentes del químico se encuentran almacenados en el desierto, en sitios lejanos a la ciudad de Trípoli, vigilados por el Ejército y que carece de los medios para lanzarlo. El gas mostaza puede ser disparado en proyectiles de artillería y, cuando se dispersa en el aire, causa ampollas y ceguera. Fue uno de los gases de la Primera Guerra Mundial.