Cerdá ultima los planes para minimizar los ataques de la PAC a la agricultura murciana

MURCIA- El sector primario acapara una buena parte de la riqueza que amasa la Región de Murcia, debido, en gran medida, al peso específico que mantiene la actividad agrícola, un sector que posibilita de manera decisiva que la Comunidad Autónoma sea un referente internacional en materia de exportaciones de frutas y hortalizas.

Este aspecto reporta unos importantes beneficios económicos a las arcas regionales que se hacen muy necesarios en la actualidad por la delicada situación económica que atraviesa Murcia y todo el país por la crisis económica. Es por esto que desde el Gobierno regional se pretende preservar el trabajo en los campos e incentivar que la labor agrícola no se desvanezca. Este anhelo del consejero del ramo, Antonio Cerdá y que ha defendido en varias ocasiones públicamente el presidente regional, Ramón Luis Valcárcel, se puede ver amenazado por la reforma de la Política Agraria Común (PAC) que esta ideando la Unión Europea (UE). El propio Valcárcel le ha trasladado al responsable en Bruselas de acometer los cambios necesarios en la PAC, el comisario europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, la conveniencia de introducir pequeñas modificaciones en el borrador del texto para alcanzar una postura que no resulte tan lesiva para los intereses económicos de la Región.

Con el propósito de ofrecer las explicaciones necesarias sobre este recorrido de acontecimientos comparecerá en la Asamblea Regional de Cartagena pasado mañana el responsable autonómico de Agricultura y Agua, Cerdá. Lo hará en la sesión plenaria de la tarde para informar sobre el «Análisis del articulado de la nueva Política Agraria Común».
El consejero se encuentra preocupado por los efectos nocivos que puede tener la norma para los miles de agricultores murcianos. De esta manera, el director general de la PAC de la Comunidad, Joaquín Maestre, considera que la propuesta existente sobre la mencionada reforma contiene una serie supuestos que pueden romper el crecimiento de la agricultura murciana.

Se trata por ejemplo de la intención de reservar espacios para praderas, una cuestión que Maestre opina que no tiene ningún aplicar dentro de la Región porque en su orografía no existen praderas, por lo que carecería de sentido reservar un espacio para algo que no hay. Además, desde el Gobierno regional se considera abusivo el concepto que la propuesta de la PAC reserva para «greaning» o espacio verde. Los técnicos de la consejería apuestan para guardar este terreno en aquellas zonas donde, por el clima y lo asiduo de las precipitaciones, se puedan tener parajes más «verdes» como sucede en regiones del Norte de España tales como Galicia, Cantabria y Asturias. Cerdá apunta que si se aplica este principio también dentro de Murcia se perjudicará a la agricultura regional por las meras condiciones del tiempo en la Región. Además, demanda que se incrementen las ayudas para los jóvenes. 

 

La consejería avanza en América en técnicas para erradicar la plaga de polillas
La Consejería de Agricultura y Agua ha participado recientemente en un programa fitosanitario desarrollado en centroamérica, a solicitud del Organismo Internacional de Sanidad Agropecuaria (Oirsa), para determinar la situación de la plaga «Tuta absoluta» que afecta a los cultivos de tomate. La dirección ejecutiva de dicho organismo solicitó a la consejería su colaboración en virtud del amplio conocimiento que sobre esta plaga tiene el Servicio de Sanidad Vegetal, que ha establecido de forma pionera en la Región programas integrados de control que combinan medidas fitosanitarias químicas con la implantación de sistemas biológicos y tecnológicos, y que han adquirido una gran relevancia internacional. Los trabajos de prospección de esta plaga, conocida popularmente como la polilla del tomate, se han desarrollado en varios países de América central como Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá entre otros lugares.