ETA niega que quisiera atentar contra el lehendakari

La organización terrorista ETA ha negado que el 'comando Otazua' desarticulado a principios de marzo del pasado año planeara atentar contra el lehendakari, Patxi López, y el consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares.

Los cuatro miembros del comando Otazua arrestados durante la primera semana de marzo de 2010 --Daniel Pastor, Iñigo Zapirain, Beatriz Etxebarria y Lorena López-- habrían planificado con el ex número uno de ETA Mikel Kabikoitz Carrera Sarobe, alias 'Ata', atentar contra el lehendakari y el consejero vasco de Interior durante un acto público en homenaje al inspector de Policía asesinado por ETA Eduardo Puelles con motivo del primer aniversario de su muerte, el 19 de junio, según se informó tras la detención de los presuntos terroristas.

En el último 'Zutabe' (boletín interno de ETA) incautado a la banda terrorista, cuyo contenido desvela el diario 'Gara' y recoge Europa Press, la banda terrorista niega el plan para atentar contra López y Ares, así como que el mismo se frustrara debido a que el fusil que se iba a emplear no llegó a tiempo. Además, señala que el Gobierno "sabía"su intención de no llevar a cabo acciones armadas ofensivas desde febrero de 2010.

Aunque recalca que organización terrorista "no responde a las informaciones difundidas por los Ministerios de Interior de España y Francia, ni para desmentirlas, ni tan poco para confirmarlas", en esta ocasión ETA considera "muy grave"la situación y apunta directamente al ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, como responsable último de la misma.

En este sentido, dice que el vicepresidente primero del Gobierno actuó "convertido en periodista"y considera que la filtración de este plan partió "de las cloacas del Estado". En opinión de ETA, el objetivo de esta información era el de preparar argumentos para impedir que la izquierda abertzale pueda concurrir a las elecciones municipales y autonómicas del próximo 22 de mayo.

"El objetivo, obtener información política de esas organizaciones y movimientos y de la izquierda abertzale en general, y engordar las listas negras de militantes, convertidas a su vez en el alimento para próximas operaciones policiales", se señala en el 'Zutabe'.

Finalmente, la banda terrorista hace un llamamiento hacia la reflexión y recuerda la "presión"hacia la izquierda abertzale tras aparecer esta información. "Durante días y días estuvimos condena arriba y condena abajo, al hilo de algo que no había ocurrido, aumentando la presión sobre la izquierda abertzale", indica ETA.