Fórmula 1

Alonso comprueba la fiabilidad del R29

Fernando Alonso cerró ayer sus entrenamientos en el circuito de Cataluña. Los resultados en el trazado de Montmeló no han sido espectaculares, pero la planificación del equipo francés apuntaba a otros aspectos en lugar de hacer vueltas rápidas. El asturiano realizó un simulacro de Gran Premio y cuando apenas llevaba unas vueltas el propulsor presentó varios problemas. Tiró aceite y el español debió regresar a pista. En este tipo de pruebas es normal que los ingenieros busquen los límites del propulsor. Alonso volvió a pista y marcó finalmente el quinto puesto. La semana que viene realizará en Jerez sus últimos test. Los que sorprendieron de nuevo fueron los hombres de Brawn GP. Barrichello marcó el mejor tiempo y, según Alonso, su ritmo es real y no son «fuegos de artificio» para lograr un patrocinador. Donde hay muchas dudas es en McLaren. Ni siquiera la llegada de Hamilton ha servido para que el MP4/24 avance, y las cosas son ya preocupantes. En cualquier caso, ha sido la pretemporada más caótica de los últimos años por las novedades técnicas.