CiU y PP acusan al tripartito de ser «cómplice» de las mentiras de Zapatero

La Razón
La RazónLa Razón

La resaca de las elecciones europeas se está alargando más de la cuenta en Cataluña. Si el pasado martes, los partidos que integran la Generalitat reconocieron que «los incumplimientos» del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, les han pasado factura, ayer los partidos de la oposición pusieron más leña al fuego.
Tanto CiU como PP instaron a PSC, ERC e ICV a hacer autocrítica y no buscar al culpable de todos sus males fuera de Cataluña. Es más, la oposición catalana está convencida de que el tripartito ha sido «cómplice» de Zapatero en todas sus promesas incumplidas. «Es sorprendente que el tripartito haya debido perder 315.000 votos para darse cuenta de que en Cataluña hay un agravio importante por el incumplimiento de leyes como la financiación autonómica», se lamentó el portavoz de CiU, Oriol Pujol. Una opinión compartida por el PP que insistió en la conveniencia de que el presidente Montilla plantee una cuestión de confianza.
Cuando faltan dos meses para que se cumpla un año de retraso en el pacto de la nueva financiación, la oposición está decidida a utilizarla como arma de desgaste a la Generalitat. Por este motivo, recuerdan al tripartito que debe someterse a un Pleno extraordinario para rendir cuentas sobre el estado de las negociaciones. Un Pleno que el tripartito intenta posponer a toda costa, pero que deberá afrontar antes de que acabe el curso parlamentario. Ante este panorama, los socios del tripartito insisten en defender su firmeza negociadora, pero las miradas se centran cada vez más en el PSC. La portavoz de ERC, Anna Simó, lanzó ayer un aviso: «Hacen faltan todas las herramientas para desencallar las negociaciones, incluido, y sobre todo, el PSC».