Historia

De líderes y politicos

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Criticar a los políticos es fácil, sale gratis, forma parte de su sueldo, permite desahogar la mala uva, y siempre es un tema recurrente se hable de lo que se hable. Si es fútbol, pues ZP es del Barça; religión, pues ahí está la discrepancia entre la Iglesia y el Gobierno; incluso de mujeres u hombres, porque aunque queda mal decirlo los hombres hablamos de mujeres y viceversa. Pues bien ahí siempre salen Carla Bruni y Sarkozy, todos envidiamos a Sarkozy y no sé si ellas envidian a Carla Bruni. Creo que si fuera mujer yo la envidiaría. Sarkozy es pequeñito pero ahí donde va deja huella. Me impresionó la semana pasada en su visita a España, cuando habló en el Congreso. Le escuché un rato, lo entendí justito, pero pensé, ahí está un líder. Cuando brindó con el Rey, vi a dos hombres seguros de sí mismos, uno fruto de la experiencia, y el otro de una forma de ser donde se combina la intuición y la inteligencia. Qué puñetas, también Napoleón era pequeñito como él, era estadista como él y tenía éxito con las mujeres como debe tenerlo él. Los pueblos, en los momentos difíciles, necesiten líderes y personas con éxito, seguras de sí mismas, y dormir con Carla Bruni es para levantarse de lo más satisfecho de haberse conocido. Habrá quien me diga que no tiene nada que ver. Falso, quienes compartimos nuestra vida con mujeres guapas e inteligentes, lo tenemos claro, supongo que ellas opinarán lo mismo, aunque sea políticamente incorrecto reconocerlo.