América

Ecuador Venezuela y Colombia trasladan a la OEA posturas irreconciliables

A falta de acuerdo y en medio de una tensión que aumenta, Quito y Bogotá han optado por la mediación externa. En vista de la crisis iniciada tras la muerte en territorio ecuatoriano del ‘número dos' de las FARC y otros guerrilleros por parte de Colombia, la Organización de Estados Americanos ha tomado cartas en el asunto organizando un pleno extraordinario.
De él, se aspiraba a un acuerdo para organizar un encuentro entre cancilleres, reafirmar la inviolabilidad de los territorios y, el punto más polémico, configurar una comisión que investigue sobre el terreno. Sin embargo, a corto plazo no se espera una solución al conflicto en Latinoamérica, en vista de que hoy Venezuela, estado también implicado, ordenase el envío de diez batallones militares a la frontera.
El Consejo Permanente de la OEA celebró una sesión extraordinaria para resolver la crisis diplomática entre Ecuador y Colombia, tratando de alcanzar un acuerdo en el que el punto más discutido fue el nombramiento de una comisión que visite el lugar donde el Ejército colombiano atacó a la guerrilla de las FARC. Bogotá no se opone a esta formación pero sí a que en el artículo en cuestión se hable de «violación de la soberanía». No obstante, en lo que sí lograron ‘a priori' un acuerdo fue en la reafirmación de la inviolabilidad del territorio de cada país y la convocatoria de una reunión de los ministros de Exteriores. 
En esta reunión, iniciada el martes, Bogotá sólo logró el apoyo de Estados Unidos frente a las críticas generalizadas por su actuación del pasado sábado. Y es que desde que Colombia efectuase su polémica operación extraterritorial, la tensión no ha dejado de crecer y se han movilizado incluso tropas militares como clara señal de advertencia. De hecho, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, advirtió de que su país está dispuesto a ir hasta las últimas consecuencias si Colombia no se disculpa. «Si no, tendremos que defendernos con nuestros propios medios», señaló. Desde Brasilia, Correa precisó que si hubiese muertos ecuatorianos entre las víctimas los dos países ya estarían «en guerra». 
Venezuela también forma parte de este conflicto a tres bandas por su particular relación y mediación con las FARC. El presidente, Hugo Chávez, podría sentarse como acusado en el Tribunal Penal Internacional si prospera la denuncia colombiana, que le acusa de financiación del terrorismo por una supuesta entrega de 300 millones de dólares a la guerrilla. Para el canciller venezolano, Nicolás Maduro, este anuncio es «risible» y se sustenta en «falsificaciones e inventos», en relación al hallazgo de documentación al respecto en un ordenador incautado a Raúl Reyes. En respuesta, Maduro vinculó a Uribe con líderes de cárteles de droga y organizaciones paramilitares. 
Asimismo, el ministro de Defensa de Venezuela, el general Gustavo Rangel Briceño, confirmó la movilización de las tropas de 10 batallones hacia la frontera con Colombia, según informaciones de medios locales recogidas por otr/press. Acompañado de los comandantes de todas las fuerzas armadas, explicó que no se trata de un acción contra el pueblo sino «contra las ansias expansionistas de Estados Unidos». 
El ministro ecuatoriano de Defensa, Wellington Sandoval, reconoció hoy que el 26 de noviembre de 2007 su Ejército estuvo a punto de capturar al fallecido ‘número dos' de las FARC. Sin embargo, terminó por localizarlo Bogotá para matarlo, poniendo fin en consecuencia a la mediación que ejercía Reyes con respecto a otros países de cara a la liberación de rehenes, especialmente la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, en grave estado de salud. 
El titular español de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Angel Moratinos, subrayó que desde Madrid no se han realizado en ningún caso contactos directos, sino que «en la última etapa los acercamientos y conversaciones eran más bien a través de las autoridades francesas». En este sentido, París ya ha confirmado el papel jugado por Reyes, aunque el portavoz del Ejecutivo galo, Laurent Wauquiez, reconoció hoy que «no recientemente». No obstante, agregó que el presidente Nicolas Sarkozy mantiene su «disposición» de participar personalmente y «si debe adoptar una iniciativa y si hay posibilidades abiertas, la tomará de inmediato». 

 

El Consejo Permanente de la OEA suspendió hasta hoy, tras más de seis horas de negociaciones, la elaboración de una resolución sobre el conflicto de Ecuador y Colombia, ante la falta de un consenso sobre el texto final.
El presidente del Consejo Permanente, Cornelius Smith, convocó a los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) a la medianoche, para informarles de que Colombia y Ecuador no han llegado a un acuerdo.