Ordóñez prevé más intervenciones de entidades si la crisis se prolonga

Tras CCM, admite que es posible que sea necesario «reestructurar entidades de pequeño o mediano tamaño».

Miguel Ángel Fernández Ordoñez, gobernador del Banco de España
Miguel Ángel Fernández Ordoñez, gobernador del Banco de España

Madrid- Si la crisis se prolonga, CCM no será la única entidad financiera rescatada. Aunque en los dos últimos días Economía ha insistido en minimizar la actuación sobre la caja manchega –ayer mismo, el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, la calificó de «hecho aislado»–, el gobernador del regulador bancario, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, advirtió en el Foro Cinco Días de que si la crisis se alarga, «podría ser necesario reestructurar algunas entidades» pequeñas o medianas. Una prolongación de la recesión que considera muy probable tras constatar que la economía española pasa por un periodo de «profunda contracción». Y aunque Ordóñez se mostró partidario de agotar todas las vías «antes de usar un euro del contribuyente», admitió que «dada la magnitud e intensidad de la crisis, deberíamos prepararnos para emplear más recursos públicos» que en otras ocasiones.Antes de llegar a este extremo, y pese al fracaso en CCM, el gobernador del Banco de España explicó que hay que buscar soluciones privadas, empezando por las fusiones y el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). Las ayudas públicas, si llegan, no deben ser empleadas, según Ordóñez, para recapitalizar las entidades y deben cumplir dos premisas: estar ligadas a la reestructuración de la entidad que las recibe y conllevar la salida de los directivos que hayan hecho una gestión inadecuada y no hayan valorado los riesgos con prudencia.Se llegue o no al extremo de nuevas intervenciones, el gobernador del Banco de España cree que no sólo es «saludable» sino «inevitable» una reestructuración del sistema financiero español. La crisis, aseguró, ha desnudado sus debilidades, como las restricciones de la financiación exterior o el incremento de la morosidad ligada al sector inmobiliario; y sin reformas no se puede garantizar su fortaleza. Abundando en ello, el presidente de Unicaja, Braulio Medel, aseguró que la reforma incluirá fusiones «a corto plazo».El objetivo de la reestructuración es aumentar las solvencia de las entidades, cuyo número el Banco de España cree que se reducirá al descender el volumen de negocio en los próximos años. Ordóñez aprovechó su intervención para criticar las disputas políticas en CCM, una de las causas que han motivado su intervención, y Caja Madrid al asegurar que estas luchas «no son positivas» porque pueden costar «mucho dinero» público. De las cajas, la OCDE advirtió ayer de que son un sector en riesgo por su exposición a créditos inmobiliarios.La del sistema financiero no es la única reforma que Ordóñez ve necesaria. Además de las estructurales, considera «urgente» tomar medidas excepcionales para que el paro no llegue a «medidas preocupantes». La primera, flexibilizar los convenios para ajustar las condiciones laborales en las empresas sin necesidad de despidos. Y la segunda, un contrato simple e indefinido para fomentar el empleo con un régimen de protección que no desincentive la contratación.

Solbes dará la cara después de Semana SantaLa portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, exigió ayer al Gobierno que «deje de buscar culpables» y «escurrir el bulto» sobre la intervención del Banco de España en Caja Castilla-La Mancha (CCM). «La mejor manera de garantizar la tranquilidad ciudadana es con transparencia», advirtió. El PP ha solicitado la comparecencia de Pedro Solbes y del gobernador del Banco de España. Este último lo hará el jueves, pero el vicepresidente no dará la cara en el Parlamento hasta el 22 de abril, informa C. M.