El plan financiero de Obama tropieza con el Congreso

El plan financiero de Obama tropieza con el Congreso
El plan financiero de Obama tropieza con el Congreso

El secretario del tesoro estadounidense, Timothy Geithner, urgió ayer al Congreso al inicio rápido de las reformas de la regulación financiera adelantadas el miércoles por el presidente del Gobierno, Barack Obama. Dicha reforma tropezó con la resistencia de algunos congresistas, por otorgar, en su opinión, demasiado poder a la Reserva Federal (Fed).

Y es que el plan de reforma de la Casa Blanca del actual sistema financiero que presentó Obama, considerada como la mayor reforma desde 1929, pasa por otorgar más instrumentos al Gobierno para controlar o incluso liquidar grandes empresas que puedan poner en peligro la economía del país en caso de una bancarrota y por dar mayor poder a la Reserva Federal (Fed) para evitar en el futuro nuevas crisis como la actual. Esta multiplicidad de funciones que se le otorgaría a la Fed podría generar en «ocasiones conflictos», según señaló ayer en el Congreso el senador republicano Richard Shely, uno de los que se opone a que el banco central tenga todavía más atribuciones. Incluso el propio presidente del Comité Bancario del Senado, ante el que compareció Geithner, artífice del plan, el demócrata Christopher Dodd, reconoció que los planes para convertir la Fed en un «super policía» del sector financiero generan preocupación.