El PP duda de la imparcialidad del instructor del «caso Gürtel» en Madrid

El PP duda de la imparcialidad del instructor del «caso Gürtel» en Madrid
El PP duda de la imparcialidad del instructor del «caso Gürtel» en Madrid

La designación del magistrado del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid Antonio Pedreira para instruir el «caso Gürtel» no ha levantado simpatías en el Partido Popular, sino, más bien, todo lo contrario. El TSJ madrileño ha asumido la competencia para continuar con el procedimiento tras encontrar indicios de delitos en tres diputados autonómicos del PP porque, supuestamente, cobraron 1,2 millones de euros de la trama empresarial dirigida por Francisco Correa.«Mantenemos que existe una falta de imparcialidad –en el citado magistrado– y que debería abstenerse», señalaron a este periódico fuentes del PP de Madrid. En este sentido, recordaron cómo en 2005 ya recusaron al citado magistrado, en relación con la querella por injurias y calumnias interpuesta por el PP contra Ruth Porta, entonces portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, por entender que existía una «sospecha razonada de parcialidad» en su actuación. Esa recusación fue rechazada posteriormente.«Esa opinión que teníamos entonces la seguimos manteniendo ahora, porque en determinadas actuaciones ha demostrado una cierta enemistad hacia el PP», recalcan desde este partido. Así, se esgrime que fue jefe de los Servicios Jurídicos del Ayuntamiento de Madrid en 1989 por designación directa del entonces alcalde, Juan Barranco. Además, fue el único magistrado que respaldó la admisión a trámite de la querella interpuesta por el PSOE contra los ex diputados autonómicos Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez, e igual respecto a la interpuesta por prevaricación contra el vicepresidente primero de la Comunidad, Ignacio González, por la adjudicación de la gestión de toros de Las Ventas. Por otro lado, el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, apuntó ayer a la posibilidad de que esta causa pase al Tribunal Supremo, al existir aforados de dos comunidades diferentes –Madrid y Valencia– y también, «supuestamente», aforados que corresponden al TS (Bárcenas y Galeote).