El PP gana en las cuatro provincias al bipartito que pierde 119000 votos

Feijóo obtiene un 47,1% de los sufragios y supera en 17 puntos a los socialistas (29,9%) y en casi 30 al BNG (16,5%).

Madrid- El PP afianzó su triunfo electoral en las cuatro provincias, donde se impuso con rotundidad a sus rivales. Para recuperar la Xunta de Galicia cuatro años después, a Alberto Núñez Feijóo no le hizo falta conseguir muchos más votos que Manuel Fraga en la anterior cita electoral. De hecho, con el 99,75% escrutado, y a falta del recuento del voto emigrante, el PP únicamente suma 2.495 más que en 2005 (759.057 frente a los 756.562 de entonces). Pero a Feijóo le bastó con el desplome del bipartito: PSE y BNG perdieron más de 119.000 sufragios (74.000 de ellos los socialistas), lo que les costó un escaño a cada uno, un botín que permitió a los populares obtener 39 diputados y la ansiada mayoría absoluta que necesitaban a toda costa para gobernar.El triunfo del PP gallego en todas las provincias fue especialmente rotundo en Orense y Lugo. Al cierre de esta edición, Feijóo había conseguido imponerse en ambas con el 49 y el 48,5 por ciento, respectivamente. El PSE pagó muy caro los 22.462 votos que se dejó en Pontevedra, que le han restado un escaño, una «sangría» similar a la que sufrió en La Coruña su socio de Gobierno, el BNG: casi 33.000 sufragios que le han obligado a perder un diputado, también en beneficio de los populares.Un simple vistazo a los porcentajes de votos obtenidos por los tres principales partidos habla por sí sólo de la rotundidad de la victoria de Feijóo. Pese a reducir su cosecha de votos en Lugo y Orense, el PP –con un 47,11% de los sufragios– supera en más de 17 puntos al PSE (29,91 y 481.464 votos) y en casi treinta al BNG (16,58% y 266.780). UPyD, el partido de Rosa Díez, se queda fuera del Parlamento gallego con sus 23.388 sufragios (1,45%). La «fuga» de votos del derrotado Touriño se produce en las cuatro circunscripciones, sobre todo en La Coruña y Pontevedra. Algo similar le ocurre a su hasta ahora socio de Gobierno.Orense (50,6%) y Lugo (48,6%) fueron en 2005 los bastiones donde el PP registró sus mejores resultados, unos porcentajes muy superiores al 43,9% cosechado en Pontevedra y al 42,7% de La Coruña. El reparto del voto socialista fue más equilibrado, oscilando entre el 30,7 por ciento conseguido en Orense y el 34,3% de Lugo. Los nacionalistas, por su parte, obtuvieron el mayor respaldo en La Coruña (20,4%) y Pontevedra (19%) y el peor, en Lugo (14,4 por ciento).Para el PP no era ningún secreto que cualquier resultado electoral que no fuese una mayoría absoluta le alejaba una vez más de la Xunta de Galicia. En 2005, pese a ganar las elecciones con un 45 por ciento de los votos, Manuel Fraga no pudo repetir como presidente por la alianza del PSE con los nacionalistas del BNG.