«Estoy en mi mejor momento pero lo bueno está por llegar»

Sigue convaleciente de un quiste en la rodilla provocado por un toro hace seis años

«Estoy en mi mejor momento, pero lo bueno está por llegar»
«Estoy en mi mejor momento, pero lo bueno está por llegar»

Tras una interesante temporada, el rejoneador Andy Cartagena se vio obligado, el pasado mes de noviembre, a pasar una vez más por el quirófano para ser operado por el doctor Ángel Villamor de una antigua lesión de rodilla que viene arrastrando desde hace seis años.
–¿Cómo está?
–Continúo en la rehabilitación. Se está haciendo muy largo porque tengo que recuperar casi toda la masa muscular que he perdido, así que a base de piscina y demás ejercicios iré fortaleciendo la pierna afectada, la derecha.
–Como dice, lleva mucho tiempo convaleciente. ¿Cuánto más le queda para estar completamente recuperado?
–La verdad es que no lo sé, pero espero que no mucho, ¡esto es horrible! Lo que ocurre es que en un primer momento no me quería operar, sin embargo, después de hacerme unas resonancias el doctor Ángel Villamor me dijo que tenía que operarme, y así lo hice.
–¿Qué le sucedió?
– En 2002 un toro me pegó un golpe en la rodilla y desde entonces venía arrastrando la lesión que, aunque era molesta, no quería que me operasen porque suponía estar parado durante un tiempo.
– ¿En el caso de un rejoneador un parón de estas características es doblemente perjudicial por el hecho de dejar sin montar los caballos?
–No tanto, porque durante estos días he montado de vez en cuando, y cuando no lo hacía yo los montaba mi hermano, de manera que ellos no han parado. Mañana (por hoy) me gustaría torear un par de vacas y un novillito para ver cómo van saliendo las cosas.
–¿Qué balance hace de su temporada?
–Creo que ha sido un año bastante bueno, muy triunfal. La tarde que marcó el año tal vez fue la de Madrid, corté dos orejas de un toro y di una buena dimensión.
–¿Fue la tarde más importante del año?
–Un triunfo en Madrid siempre es lo más por el marco que es, aunque hubo tardes muy buenas durante el año. La de Madrid fue una tarde en la que salió todo bien, estrené caballos nuevos, los cuales el público encajó muy bien, y dejé muy buenas sensaciones.
–Esta temporada ha habido una gran competencia entre rejoneadores nuevos y veteranos. ¿Cómo véis los que estáis consolidados este hecho?
–Es algo muy positivo para el rejoneo y para la Fiesta en general. Siempre que halla gente nueva que pueda aportar cosas será bienvenido.
–¿Está en su mejor momento?
–Yo creo que sí, aunque siempre he dicho que lo bueno está por llegar. Me veo cuajado y con mucha seguridad en la plaza.
–¿Estrenará caballos la próxima temporada?
–Sí. Tengo cuatro caballos nuevos que ahora mismo están al cien por cien preparados para debutar este año. Tengo la suerte de tener una cuadra muy amplia.
–¿Tiene fecha de reaparición?
–Todavía no. Me lo tomo con calma porque este tipo de lesiones en las rodillas tienen que curarse bien porque sino luego pueden traer consecuencias negativas, de manera que iré despacio. Espero que no dure mucho más porque llevo parado muchísimo tiempo.
–¿Cómo prevé esta temporada?
–Bueno, de momento intentaré estar recuperado para las primeras ferias y a partir de ahí entrar en las plazas importantes como Valencia, Sevilla, Madrid... Creo que será un buen año.

Con Las Ventas como fondo
En un año de muchos y buenos rejoneadores el jinete de Benidorm Andy Cartagena ha realizado una temporada de grandes éxitos. Sin embargo, la tarde de más repercusión de su temporada fue durante la Feria de San Isidro cuando desorejó a un toro en una gran tarde que le dio un nuevo impulso. Ahora, con la temporada terminada, se recupera de una antigua lesión en su rodilla derecha que lleva arrastrando seis años y de la que espera olvidarse en unos meses.