Hasta la próxima ronda

Director: Borja Cobeaga. Intérpretes: Gorka Otxoa, Dabrina Garciarena, Óscar Ladoire y Kiti Manver. Guión: B. Cobeaga y Diego San José. España, 09. Duración: 80 minutos. Comedia.En 1997, Roberto Santiago (una lástima que luego la carrera de este chico no alzara el vuelo que prometía) debutó con «Mamá es boba», suerte de oda cruel y surreal al universo «friki». Bailando en el mismo, y peligroso, alambre, Cobeaga dedica su opera prima también a los «raritos», a esos tipos de rostro aplatanado y ojos como de bovino que visten casi siempre jerseys de pico y nunca nadie termina amando, sólo queriendo un poquito. Pero existe una diferencia sustancial: la clara vocación de comedia romántica (entendida en la línea de los Apatow y compañía) que posee el filme de Cobeaga, quien a veces carga en exceso las tintas contra este pobre diablo que desea a la chica equivocada. Amarga, inteligente y atrevida, la historia (incluidas, asimismo, las paralelas) elude los lugares comunes del género reciente en España (fuera, pues, los «gags» sexuales y escatológicos) y echa mano de un humor absurdo o abiertamente negro mientras sigue haciéndole la vida imposible a Chema, y con recochineo. Pero ya lo confesaba el propio director en Málaga: en el fondo, «pagafantas» lo hemos sido todos en algún instante de nuestras azarosas vidas. Pues eso, que, en el fondo, Cobeaga se ríe hasta de su propia sombra.