Israel considera inviable el alto el fuego planteado por la ONU y Hamás fija sus condiciones

Israel considera inviable el alto el fuego en Gaza planteado por la ONU
Israel considera inviable el alto el fuego en Gaza planteado por la ONU

Los llamamientos del Consejo de Seguridad de la ONU a un alto el fuego inmediato en la franja de Gaza no han servido para calmar los ánimos sobre el terreno. Tanto el Ejecutivo israelí como los terroristas de Hamas rechazaron la resolución de la ONU que pide una tregua «inmediata y duradera» que conduzca a la retirada total de las tropas hebreas de Gaza, la entrada segura de ayuda humanitaria al territorio palestino y que se tomen medidas efectivas para impedir el contrabando de armas hacia la franja.
Tel Aviv simplemente la considera «impracticable» porque los milicianos palestinos continúan lanzando misiles desde la franja contra el sur de Israel. Así lo manifestó ayer el primer ministro Ehud Olmert al término de la reunión de su Gabinete de Seguridad, en la que se aprobó la ampliación de la ofensiva en Gaza. «El Ejército seguirá su operación para defender a la población de Israel hasta que complete las misiones que se les ha encomendado [acabar con el lanzamiento de cohetes]», puntualizó Olmert.
El jefe del Ejecutivo añadió que «Israel nunca ha estado de acuerdo en que terceros determinen su derecho a defender a su ciudadanía». Palabras que fueron respaldadas por su ministra de Exteriores y líder del Kadima, Tzipi Livni, que insistió en que su país «ha actuado, actúa y seguirá actuando de acuerdo a sus necesidades, la seguridad de sus ciudadanos y su derecho a la legítima defensa».
Israel, por el momento, no está dispuesto a hacer callar las armas, ni tampoco el movimiento islamista. Hamas criticó al Consejo de Seguridad de la ONU porque no se la ha tenido en cuenta y consideró que la resolución es la prueba del «fracaso» de la ofensiva militar de Israel en Gaza.

El líder de Hamás fija las condiciones para cesar hostilidades en Gaza

El máximo líder del movimiento palestino Hamás, Jaled Mishaal, puso hoy una serie de condiciones para aceptar un final de las hostilidades en Gaza y afirmó que no aceptará ningún armisticio mientras siga la ocupación israelí. Mishaal, en un discurso televisado, afirmó que cualquier iniciativa en favor de la paz en Gaza debe incluir el final de la agresión israelí, la «inmediata retirada» de Gaza, el levantamiento del bloqueo de esa franja palestina y la apertura de los pasos fronterizos. En su discurso, de media hora, el líder de Hamás dijo que «cualquier iniciativa» para conseguir un cese de las hostilidades en Gaza tiene que estar basada en esos puntos.

«Estas son nuestras demandas, y rechazaremos cualquier iniciativa que no acepte estos puntos», afirmó Mishaal en su discurso, grabado en Damasco, donde vive exiliado, y retransmitido por la cadena qatarí de televisión Al Yazira. Desde que Israel lanzó una ofensiva contra Gaza, el 27 de diciembre pasado, ha habido varios intentos de conciliar una tregua, el último de ellos propiciado por el Gobierno egipto. Sin embargo, ninguna propuesta ha sido aceptada por las dos partes, aunque aún hay negociaciones en curso. En su mensaje grabado, Mishaal, que parecía improvisar y de vez en cuando revisaba sus notas, aclaró que Hamás «no aceptará ninguna iniciativa para una tregua mientras esté bajo el fuego» israelí.

También señaló que no es la primera vez que palestinos e israelíes negocian una tregua, pero aclaró que no habrá un armisticio porque, añadió, «mientras haya ocupación habrá resistencia» contra israel. «El pueblo palestino tiene derecho a resistir la ocupación», insistió Mishaal. Hamás se hizo con el control de Gaza en junio del 2007, después de duros combates con grupos palestinos rivales leales al presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás.

Desde entonces, Gaza está bloqueado en sus accesos y los pasos fronterizos sólo están abiertos para ayuda humanitaria. Las hostilidades en Gaza estallaron tras vencer el alto el fuego de seis meses que estuvo vigente hasta el 19 de diciembre pasado. Hamás comenzó a lanzar cohetes contra territorio israelí, y Jerusalén respondió con sus ataques aéreos y, posteriormente, con una ofensiva terrestre.

Mishaal también dejó claro que Hamás no aceptará ninguna fuerza internacional en Gaza, una posibilidad que estaba estipulada en la propuesta de paz egipcia. «Las consideraremos como unas fuerzas de ocupación», agregó el líder de Hamás. Confirmó que representantes de su movimiento palestino están negociando en El Cairo un posible alto el fuego y dijo que se encuentran en la capital egipcia para «explorar vías» que permitan parar la ofensiva militar israelí.

En su mensaje, Mishaal dijo que Hamás «no ha elegido la guerra» y añadió que su lucha debe seguir para «ganar la libertad» de los palestinos. «Toda nación tiene derecho a resistir», insistió. Hizo un llamamiento a sus fuerzas y a todos los palestinos para resistir contra Israel y dijo que «después de este baño de sangre» se consolida la determinación de los líderes palestinos. «No aceptaremos una tregua permanente. Esta lucha para nosotros es contra la ocupación. Tenemos que ser pacientes y seremos victoriosos», afirmó Mishaal.