Música

Jackson homicidio involuntario

Todo apunta a que sus tratamientos fueron la causa. La policía cree que podría haber acusados por el cóctel mortal que tomó el cantante.

La Agencia Federal Antidroga intervino en la consulta de Murray (en la imagen) y requisó todos los documentos del historial clínico de Michael Jackson
La Agencia Federal Antidroga intervino en la consulta de Murray (en la imagen) y requisó todos los documentos del historial clínico de Michael Jackson

Policías de la Agencia Federal Antidrogas de EE UU (DEA, en inglés) y detectives policiales registraron el pasado miércoles el consultorio de Conrad Murray, el cardiólogo de Michael Jackson que estuvo junto al artista cuando murió el pasado 25 de junio, y decomisaron en la clínica 21 documentos así como un disco duro de un ordenador. Ed Chernoff, abogado de Murray, confirmó en un comunicado que la DEA y la Policía de Los Ángeles realizaron el registro. Hasta el momento, según el abogado, se trata de la prueba más fiable de que la Policía trata la muerte de la estrella como un homicidio.Doble hipótesisChernoff indicó que ninguno de los documentos requisados había sido solicitado por las autoridades o el Instituto de Medicina Forense de Los Ángeles. Por su parte, Miranda Sevcik, portavoz del equipo legal del médico, dijo que Murray no puede trabajar debido a las sospechas en su contra desde la muerte del rey del pop. El departamento de Policía de Los Ángeles ha empezado a investigar la muerte de Jackson como homicidio involuntario, aunque fuentes policiales aseguraron que Murray no es «sospechoso». Sin embargo, investigan a diversos médicos que trataron al cantante por las medicinas que pudieron haberle suministrado. El jefe de la policía de Los Ángeles, William Bratton, reveló que todos los documentos del historial médico de Jackson han sido requisados y añadió que el cantante tomó un cóctel de drogas que podría llevar a alguien a juicio por su muerte. Bratton explicó que algunos objetos de la oficina de su médico están siendo evaluados por el departamento de toxicología de la ciudad y aseguró que, «a partir de lo que hemos encontrado, tenemos una idea de lo que pudo ocurrir pero no sabemos a qué nos enfrentamos: si a una sobredosis accidental o a un homicidio accidental». La noticia aparece después de que el padre de Michael, Joe Jackson, asegurara que hubo «juego sucio» en la muerte de su hijo e insistiera en que podría haber sido asesinado.