La Junta requiere «soluciones urgentes» para el Bachillerato

La Junta requiere «soluciones urgentes» para el Bachillerato
La Junta requiere «soluciones urgentes» para el Bachillerato

El consejero de Educación, Juan José Mateos, demandó al ministro del ramo, Ángel Gabilondo, durante la primera reunión que mantuvieron en Madrid, un «gran acuerdo» que permita conjugar la «flexibilidad» con una «rigurosidad en el conocimiento y la calidad que deben tener los estudiantes», en el tramo del Bachillerato.
Así lo indicó el consejero, quien demandó para esa franja educativa una «solución inminente», tras conocerse que el Tribunal Supremo rechazará la posibilidad de pasar de curso con cuatro suspensos, pero también la apertura de conversaciones con las comunidades autónomas y los partidos políticos, para ir de la mano hacia una «solución inminente».
El consejero castellano y leonés salió «satisfecho» del encuentro con el ministro, a quien planteó la importancia de analizar la situación de forma conjunta. Al respecto, Gabilondo se comprometió a ofertar salidas en la próxima conferencia sectorial, que el Ministerio tiene previsto convocar la próxima semana.
«He destacado -añadió por otra parte Mateos-, que en ese marco tiene una gran oportunidad para alcanzar un acuerdo».
Formación Profesional
En cuanto a la Formación Profesional (FP), el consejero expuso el problema que supondrá en la Comunidad el incremento del número de créditos en las diferentes familias, que pasarán de 1.200 a 2.000 horas.
«Esto supone que necesitaremos 450 profesores más, con su consiguiente coste económico», subrayó Mateos, en declaraciones recogidas por Ical.
El ministro se comprometió a analizar este problema, a la par que avanzó que se agilizará la firma de un protocolo de colaboración entre la Agencia para la Calidad del Sistema Universitario de Castilla y León y la nacional, Aneca, un convenio que se ha ido posponiendo, así como una solución a los problemas con el profesorado del programa que el Ministerio mantiene con el British Council.