La ONU pide a Israel que detenga las demoliciones de casas palestinas en Jerusalén Este

Naciones Unidas ha pedido a Israel que detenga todas las órdenesque tiene pendientes para derribar los hogares palestinos enJerusalén Este, emitidas con el argumento de que estos edificios han sido construidos de manera ilegal según la Administración israelí, informa el diario israelí 'Haaretz'. Pero un nuevo informe emitido por la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) señala que los palestinos se enfrentan a obstáculos graves para construir sus casas de acuerdo con la legalidad, ya que sólo en un trece por ciento de Jerusalén Este se permite la construcción palestina mientras que los "asentamientos" judíos ocupan un 35 por ciento de Jerusalén Este, "violando el Derecho Internacional". Según el informe, los hogares de los palestinos son ilegales por las dificultades a las que se enfrentan a la hora de construir de manera legal. El documento también sea la que las casas de 60.000 palestinos residentes en Jerusalén Este corren el riesgo de ser derribadas. Además, la falta de una planificación e inversión adecuadas da como resultado que los vecindarios palestinos estén superpoblados y sufran de infraestructuras inadecuadas. De acuerdo con los datos recibidos de la municipalidad de Jerusalén, el número de solicitudes palestinas presentadas para conseguir permisos anualmente desde 2003 a 2007 ascendieron desde 138 hasta las 283, según el informe. Sin embargo, el número de permisos concedidos sigue sin cambiar, de 100 a 150 por año. Los derribos de casas no están limitados a Jerusalén Este, según el informe, que detalla que Israel destruye cientos de edificiospalestinos en Cisjordania cada año basándose en que han sido construidos de manera ilegal. Estas demoliciones tienen lugar en lo que los Acuerdos de Oslodenominan 'Zona C', que es la zona donde Israel retiene un control civil y militar totales. Esta zona también cubre cerca del 60 por ciento de Cisjordania. Durante el primer cuarto de 2009, según dicho informe, Israel derribó 25 edificios palestinos, lo que tuvo como consecuencia eldesalojo de 46 personas, incluidos 30 niños. En total siguen pendientes cerca de 3.000 órdenes de demolición contra edificios palestinos en la 'Zona C', según el informe, que sostiene que entre los años 2000 y 20007, la Administración Civil de Israel en Cisjordania rechazó el 94 por ciento de las peticiones palestinas para conseguir permisos de construcción en dicha zona.