La planta es segura

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El CSN acaba de hacer público su análisis técnico sobre la viabilidad de Garoña. Ahora el turno es del Gobierno, que antes del 5 de julio debe anunciar su decisión. En los últimos diez años, la central ha invertido más de 150 millones destinados a programas de modernización. Internacionalmente, se ha reconocido a Garoña como una de las 50 mejores centrales nucleares por su comportamiento en 2008. Una planta con todas las garantías de seguridad para operar a largo plazo. En la actualidad, funcionan en todo el mundo 90 reactores nucleares de la misma tecnología que Garoña. La central fue construida tomando como referencia las centrales norteamericanas de Dresden 2, Monticello y Oyster Creek. Éstas han visto renovados sus permisos de explotación hasta los 60 años en EE UU. Con las referencias internacionales y el dictamen positivo del CSN, no existen razones económicas, técnicas, ambientales o de seguridad que pudieran aconsejar su cierre. La operación a largo plazo de las centrales españolas constituye una garantía de estabilidad del sistema eléctrico, diversificación del abastecimiento, mejora de competitividad de las empresas y freno a las emisiones de CO2. Es un acierto político y económico garantizar la operación de una instalación cuando está justificado su funcionamiento seguro, ya que presenta evidentes ventajas desde el punto de vista económico, social y ambiental. *Presidenta del Foro Nuclear