La Policía tendrá un cuerpo especial de desaparecidos

La Policía tendrá un cuerpo especial de desaparecidos
La Policía tendrá un cuerpo especial de desaparecidos

A partir del 7 de junio el Gobierno pondrá en marcha una serie de mejoras sustanciales en lo que se refiere a la búsqueda de personas desaparecidas. Así lo anunció a este periódico Juan Bergua, fundador de la asociación Inter-SOS, que participó ayer en el III Encuentro Técnico sobre Personas Desaparecidas, celebrado en Arrigorriaga (Vizcaya) y que ha contado con la presencia de psicólogos, juristas y políticos.

Coordinación entre policías

Así, según Inter-SOS, el Gobierno ya les ha comunicado que «el 7 o el 8 de junio» se producirán cuatro novedades: un único registro de denuncias, es decir, «que si un familiar pone una denuncia a la Policía Nacional, ésta será comunicada también a la Guardia Civil, la Policía Autonómica o incluso a la Policía Europea»; una única base de datos de ADN, por la cual «los resultados de los análisis de restos humanos que obtengan las Policías Autonómicas irán a parar a la misma base central»; un inspector especializado en personas desaparecidas, uno por cada provincia, «bien perteneciente a la Policía Nacional o a la Guardia Civil»; por último, también se pondrá a disposición de los familiares un número de teléfono –el 11 60 00– para denunciar la desaparición de menores o personas con discapacidad, de tal forma que se pondrá en marcha inmediatamente una investigación.

Así, se acabó el protocolo, nunca registrado en reglamento alguno por las autoridades, de tener que esperar 24 o 48 horas para empezar a buscar a una persona desaparecida.

«Ha sido una lucha muy larga desde que empezamos en 1998. No hemos dejado de luchar día a día, yendo desde el Congreso de los Diputados hasta Interior», comenta Bergua, que hoy todavía lucha por conocer el paradero de su hija, desaparecida hace 12 años. Inter-SOS está satisfecha, pero exigen más al Ejecutivo: sus próximas peticiones se centrarán en «la reapertura de miles de casos que fueron archivados» en su día, así como en una «especialización de la Policía», de tal forma que los familiares de desaparecidos «puedan encontrarse con agentes que sepan escuchar y asesorar». Y es que, cuando se denuncia la desaparición de una persona mayor de edad, muchos familiares han tenido que escuchar la misma frase por parte de los agentes: «Es mayor y tiene derecho a hacer con su vida lo que quiera».

Juan José Cortés, padre de la niña Mari Luz Cortés, también participó en el congreso y se refirió al caso del asesinato de la joven Marta del Castillo. «Las instituciones no están ayudando para que los delincuentes acaben en la cárcel. Con las declaraciones que he oído por parte del ministro de Justicia no estamos ayudando en nada», dijo Cortés en relación con las palabras de Francisco Caamaño. Y es que el ministro afirmó que los imputados en el caso de Marta «tenían derecho a mentir para defenderse de las acusaciones».

Cortés abogó también por el endurecimiento «urgente» de las penas de cárcel. Además, anunció que el día 1 le van a entregar a la familia de Marta 100.000 firmas para exigir estas medidas.