La vacuna contra el neumococo eficaz también en adultos

La incidencia de la enfermedad disminuyó después de que les inyectaran PCV7
La incidencia de la enfermedad disminuyó después de que les inyectaran PCV7

Una vacuna pediátrica denominada PCV7, hasta ahora empleada para prevenir varios tipos de infecciones peligrosas frecuentes, reduce los índices de meningitis neumocócica, no sólo en niños, sino también en adultos. Así se desprende de un estudio elaborado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh.
«Cuando se vacuna a los niños, éstos son mucho menos propensos a portar en la parte posterior de la garganta las cepas neumocócicas que quedan cubiertas tras ser inmunizados», indicó el doctor Lee Harrison, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh.
El equipo de Harrison, cuyo estudio fue publicado en el «New England Journal of Medicine», repasó cerca de 1.379 casos de meningitis neumocócica entre 1998 y 2005, y observaron que la incidencia de la enfermedad disminuyó en los pacientes (niños y adultos) después de que les inyectaran PCV7. En concreto, en un 64 por ciento en los menores de dos años y en un 54 por ciento en los adultos más mayores.
La vacuna en cuestión protege contra siete de los tipos neumocócicos más comunes.Estos gérmenes representan más del 80 por ciento de la enfermedad neumocócica y causan infecciones de oído, neumonía e infecciones en la sangre.
No obstante, los expertos se percataron de un aumento preocupante de la meningitis neumocócica en las cepas que no cubiertas por la vacuna y resistentes a los antibióticos. «Sigue siendo una dolencia muy seria y mortal», indicó Harrison, quien añadió que, «de los pacientes en nuestro estudio, el ocho por ciento de niños y el 22 por ciento de adultos fallecieron. Estos resultados indican la necesidad de continuar explorando nuevos métodos de prevención con un énfasis especial en las cepas que no se cubren con PCV7».