Las bebidas deportivas aumentan el riesgo de daño dental

Las bebidas deportivas aumentan el riesgo de daño dental
Las bebidas deportivas aumentan el riesgo de daño dental

El consumo continuado de bebidas deportivas aumenta el riesgo de erosión e hipersensibilidad dental, según sugiere un estudio de la Universidad de Nueva York que se ha hecho público durante la reunión anual de la Asociación Internacional de Investigación Dental que se celebra estos días en Miami (Estados Unidos). En un estudio reciente, los investigadores descubrieron que un consumo prolongado de bebidas deportivas podría estar vinculado con un trastorno conocido como desgaste dental erosivo, en el que los ácidos deshacen el esmalte de los dientes y alcanzan el material óseo bajo ellos, provocando el reblandecimiento y la debilitación de los dientes. El trastorno puede dar lugar a graves daños e incluso a la pérdida de los dientes si no se trata. Según explica Mark Wolff, director del estudio, «esta es la primera vez que el ácido cítrico de las bebidas deportivas se ha vinculado al desgaste dental erosivo». El equipo de Wolff utilizó para el estudio dientes de vaca cortados por la mitad, que se utilizan debido a su similitud con los dientes humanos. Sumergieron una de las mitades en una bebida deportiva y la otra mitad en agua. Al comparar ambas mitades descubrieron que la expuesta a las bebidas deportivas mostraba una cantidad significativa de erosión y reblandecimiento. «Cinco dientes se sumergieron en cada una de las bebidas entre 75 y 90 minutos para simular los efectos de beber bebidas deportivas a lo largo del día», comenta Wolff. Los investigadores evaluaron los efectos de una de las bebidas más vendidas sobre los dientes de vaca. Según señala Wolff, si se cepillan los dientes inmediatamente después de consumir bebidas deportivas puede incrementar el problema de la erosión de los dientes ya que el reblandecimiento del esmalte es muy susceptible a las propiedades abrasivas de la pasta de diente. «Para evitar la erosión de los dientes se deben consumir bebidas deportivas con moderación y esperar al menos 30 minutos antes de cepillar los dientes para permitir que el esmalte se vuelva a endurecer. Si se consumen de forma frecuente estas bebidas lo conveniente es consultar al dentista sobre si se debe usar una pasta de dientes remineralizante antiácido para ayudar a fortalecer el esmalte», concluye el investigador.